Economía y Empresa, Emprendedores 


La idea de emprender (II): Configura tu idea

Manual de Creación y Gestión de Empresas

La Secretaría general de Industria y de la pequeña y mediana empresa, <http:www.ipyme.org> perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismos pone a disposición de toda persona interesada una serie de aplicaciones en la que está el autodiagnóstico de actitudes emprendedoras.

Esta aplicación web realiza un diagnóstico donde evalúa la actitud emprendedora a través de la cumplimentación de un cuestionario estructurado en 25 preguntas cerradas, distribuidas en siete características: motivación, iniciativa y energía persona, perfil psicológico, capacidad de relación, capacidad de análisis, innovación y creatividad y propensión al riesgo. Será necesario estar registrado en la web.

Una vez que se tiene la predisposición y la convicción de que se quiere emprender llega el momento de la idea de negocio que se quiere desarrollar. Se puede decir que la idea es la primera piedra del edificio llamado emprendimiento. No tiene por qué ser una gran idea o ser innovadora, lo importante es cómo se ejecuta esa idea.

Nota
Alejandro Suarez Sánchez-Ocaña dice lo siguiente: Lo importante es la ejecución de la idea, pues la idea no tiene alma. El alma la aportas tú.

Un ejemplo de gran idea y de mala ejecución es la de la web llamada classmates.com. Fueron los pioneros de lo que hoy se denomina redes sociales en internet, por allá en el año 1995. Llegaron a tener cierto éxito, la idea era muy buena, pero fallida. Ahora ya se sabe qué portales son los que manda en las redes sociales: Facebook, twitter, etc. Estos llegaron después y supieron ejecutar una idea ya establecida.

Tener una buena idea es importante. Se puede desarrollar una idea que ya está establecida y tener éxito. Por lo tanto la clave está en las personas o persona que ejecuta la idea. La idea sirve de apoyo y de comienzo para el proyecto de empresa. Éste surge como consecuencia de detectar una oportunidad de negocio. Por cada oportunidad un proyecto. Una idea puede surgir dependiendo de cada persona o personas siendo muchos los factores que puede hacer inclinar a una persona (o varias, es decir a un equipo) hacia un proyecto. Los factores más comunes son los siguientes:

–  Repetir experiencias anteriores. Se suele producir cuando la economía va mejor.

–  Nuevos nichos de mercado.  Se trata de nuevas oportunidades de negocio en mercados donde hay poca o ninguna oferta y muy buena demanda.

–  Buenos conocimientos del negocio. El hecho de tener experiencia en un negocio que ya se conoce puede ser una ventaja y puede empujar al emprendedor a iniciar su proyecto.

–  Independencia. Es un valor en alza y suele ser un factor de peso para iniciar un proyecto. Suele realizarlo aquellas personas que ya tienen adquiridos unos conocimientos sobre el negocio a emprender.

–  Por innovación. Cuando el emprendedor cree que tiene un producto o servicio innovador que puede generar mercado.

–  Por ser una actividad poco compleja. Suele ser otro factor que facilitar al emprendedor la realización de un proyecto.

Vía|Blog Manuel Díaz

Más información|Manual de creación de empresa

Imagen| Manual de creación de empresa

En QAH| La idea de emprender (I): El emprendedor

RELACIONADOS