Patrimonio 


La huella de Goya en Madrid

Las floreras o La primavera. Francisco de Goya. 1786. Museo Nacional del Prado.

Las floreras o La primavera. Francisco de Goya. 1786. Museo Nacional del Prado.

 

Desde noviembre hasta el próximo mes de mayo podemos disfrutar en Madrid de una exposición en la que se refleja la carrera artística de Goya en la capital española, basándose en los cartones para tapices que tan bien reflejan las costumbres y tradiciones de la ciudad.

Francisco de Goya y Lucientes, tras su formación en Zaragoza y un viaje a Italia, llegó a Madrid en 1775, con sólo 28 años. Acude a la capital, concretamente a la Real Fábrica de Tapices, llamado por su cuñado Francisco Bayeu y por Anton Raphael Mengs que, en ese momento era el director de un proyecto para la decoración con tapices de los Reales Sitios. Por tanto, llega a Madrid con un destino muy importante para un artista en ese momento: trabajar para la Corte.

Los cartones para tapices a menudo han sido considerados como obras secundarias del artista aragonés. Sin embargo, hoy en día ya nadie duda de su calidad, belleza, interés iconográfico y su clara influencia en obras posteriores del pintor con temas como los juegos, la música, los bailes, los sueños, los niños, la tauromaquia, la caza o las estaciones, reflejando cómo veía a la sociedad de finales del siglo XVIII, y representando tipos populares con muchos matices, llenos de sensibilidad y muy expresivos.

Detalle de El milagro de San Antonio de Padua. Francisco de Goya. 1798. Cúpula de la ermita de San Antonio de la Florida, Madrid.

Detalle de El milagro de San Antonio de Padua. Francisco de Goya. 1798. Cúpula de la ermita de San Antonio de la Florida, Madrid.

Sin embargo, además de las piezas de esta exposición del Museo del Prado, y de otras muchas que guarda en su colección permanente, no debemos olvidar que Goya dejó su huella en otros lugares de la capital. Sin alejarnos mucho del Museo del Prado, encontramos el Banco de España con una colección muy importante de retratos que Goya realizó para el antiguo Banco de San Carlos, pero que por desgracia no está abierta al público y sólo algunos afortunados pueden contemplar.

Autorretrato. Francisco de Goya. 1815. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Autorretrato. Francisco de Goya. 1815. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

La Academia de Bellas Artes de San Fernando es uno de los lugares más importantes en los que Goya dejó su impronta. En 1780 este lugar le recibió nombrándole académico y fue a partir de entonces cuando el prestigio del artista aumentó, tanto que en 1799 sería nombrado pintor de cámara ya durante el reinado de Carlos IV. Junto con algunos retratos de figuras destacadas y amigos personales del artista encontramos actualmente en esta sede otras obras de Goya que han sido legadas a la Academia, además de planchas metálicas de los Caprichos, Desastres de la Guerra, Tauromaquia y Disparates grabadas por el artista y que se exhiben en la Calcografía Nacional.

Y aunque algo más retirado respecto al centro turístico de la ciudad, no debemos olvidar la ermita de San Antonio de la Florida, lugar donde además, descansan los restos del pintor desde 1919. Esta ermita fue un proyecto del rey y es de lo poco que Goya tuvo ocasión de hacer al fresco en España, técnica que aprendió en su viaje a Italia. Fue una de las obras en las que más se desarrolló como artista y por la que fue muy alabado por la manera en que integró al pueblo, muy expresivo, asomándose a una barandilla.

Repartidas por la capital conservamos muchas más obras de Goya como las que encontramos en la Fundación Lázaro Galdiano, el Museo Thyssen Bornemisza, el Palacio Real, la basílica de San Francisco el Grande, el Palacio Real de El Pardo y el Museo Taurino de Las Ventas, además de otros lugares de la Comunidad de Madrid como Valdemoro o Chinchón.

El artista estuvo en Madrid hasta 1824, momento en se fue a Francia y tan sólo cuatro años después falleció en Burdeos pero dejando a su paso por Madrid una gran parte de su obra que actualmente podemos seguir disfrutando. ¿Empezamos el recorrido por la exposición Goya en Madrid?

 

Vía| M. Mena, Goya, Alianza Editorial (Fundación Amigos del Museo del Prado), 2001; Goya en Madrid, Dirección General de Turismo de Madrid, 2009

Más información| J. Morales y Marín, La pintura del Barroco tardío y Rococó, Espasa, 2000; VVAA, Goya en Madrid, Museo del Prado, 2014

Imágenes|  Museo del Prado, San Antonio de la Florida, Rabasf

RELACIONADOS