Economía y Empresa, Finanzas 


La hiperinflación o ¿por qué el dinero cada vez vale menos?

Para aprender, finalidad que perseguimos con estos artículos, que es la inflación podéis echarle un ojo a la siguiente publicación de QAH: ¿Qué son la inflación y el IPC?

Hyperinflation

Yo voy un paso más allá, a la hiperinflación, o de cómo acaba valiendo más el papel en el cual se imprimen los billetes que su numeración monetaria.

El Estado puede financiarse de dos maneras: endeudarse mediante la emisión de deuda pública, como Letras del Tesoro, o crear dinero, monetizando la deuda mediante la compra por parte del Banco Central, emisor de dinero, de la deuda pública emitida.

Se parte de dos escenarios previos:

  • Crisis presupuestaria por diversas causas: en Alemania, altas indemnizaciones tras la guerra; en Bolivia, descenso del precio de su principal producto de exportación, el estaño; o Zimbabwe, deudas contraídas con entidades extranjeras.
  • Pérdida de capacidad del Estado para financiarse mediante la emisión de deuda al exigirse unos mayores tipos de interés, optando por crear dinero.

Conforme se emite dinero, éste pierde valor. Esta práctica continuada en el tiempo o en cantidades importantes nos  lleva a una hiperinflación caracterizada por:

  • Sistema de transacciones funciona cada vez peor: en Alemania la gente llevaba carretillas de monedas para las transacciones del día a día.
  • Señales de precios menos útiles, dada su variación tan continuada.
  • Oscilaciones cada vez mayores en las tasas de inflación, siendo más complejo predecir el futuro.

La manera de terminar con esta situación es mediante la intervención en la economía a través de un programa de estabilización bien diseñado, creíble y no encontrar oposición política. En caso contrario estaría abocado al fracaso.

Estos programas pueden ser: ortodoxos, con políticas fiscales y monetarias; y heterodoxos, aplicando también políticas de rentas sobre salarios y precios.

Como caso histórico trataremos, resumidamente, la Alemania de entreguerras de los años 20.

La hiperinflación alemana es consecuencia de las condiciones impuestas en el Tratado de Versalles tras I Guerra Mundial, con el pago de duras indemnizaciones o “reparaciones de guerra”.

El sector privado americano financió la guerra, dependiendo Francia y Gran Bretaña de Alemania para poder satisfacer sus deudas con Estados Unidos. La cuantía ascendía al doble de su renta nacional.

Dada las circunstancias políticas, con Francia ocupando el Ruhr, y la falta de financiación, se comienza a emitir dinero con la consecuente depreciación del marco, provocando una alteración social por la pérdida, día tras día, del poder adquisitivo. Aparecen mercados negros y trueques, y el poder comienza a transferirse de la clase media a los agricultores al siendo más valiosa una huerta que trabajar en un banco.

Al comenzar la confrontación, 20 marcos equivalían a 4,76 $. En noviembre de 1923 el cambio se establecía en 4.200.000.000.000 de marcos por dólar.

El final de esta situación  es gracias a:

  • La creación del Rentenmark, equivalente a un millón de marcos antiguos.
  • El Plan Dawes, determinándose un plan de préstamos internacional y la vuelta al patrón oro, entre otras medidas.
Vía | “Macroeconomía“, Oliver Blanchard. Pearson. 4ª Edición

Más información | Hiperinflación en la República de Weimar, Las peores hiperinflaciones

Imagen | Hyperinflation

En QAH | Política monetaria y los problemas de Europa, ¿Cómo funciona la política monetaria del BCE?, La Curva de Philips, ¿Qué es el relajamiento monetario?, Restricciones a la compra de dólares en Argentina: ¿Por qué se generó y qué consecuencias tuvo?

RELACIONADOS