Especial II Guerra Mundial, Historia 


La Guerra Total, las medidas desesperadas de Hitler

 

La Alemania civil no se enteró de que estaba en pie de guerra contra medio mundo hasta febrero de 1943, tras la batalla de Stalingrado. Antes de aquel momento, en Alemania no había siquiera percepción de una Guerra Mundial, la industria ni las prioridades de producción se habían modificado para apoyar al ejército. La población vivió bastante feliz hasta finales del cuarto año de guerra. 

Playa a orillas del lago Mueggelsee, en Berlin, verano de 1942 (Berlin at War by Roger Moorhouse)

Playa a orillas del lago Mueggelsee, en Berlin, verano de 1942 (Berlin at War by Roger Moorhouse)

Es entonces, el 18 de febrero de 1943 cuando Goebbels declara la Guerra Total en un discurso ante la élite política del Reich.

Discurso "¿Queréis la guerra total?" de Goebbels

Discurso “¿Queréis la guerra total?” de Goebbels

Aunque este concepto ya llegaba tarde, tardaría en materializarse, liderado por Albert Speer, prácticamente llevando un Ministerio de Economía, lanzó las medidas productivas oportunas para que la industria alemana se enfocara únicamente en los esfuerzos bélicos.

Es curioso ver que la máxima producción alemana llegó a finales de 1944 (en 1944 casi se triplica la producción de casi todo), poniendo en evidencia lo mal que se había hecho a principios de la guerra. Para finales de 1944, en Alemania no había ninguna actividad económico que no fuese estrictamente militar, ni comercios, ni restaurantes, todo estaba enfocado a detener al enemigo. Llegaron a esconder bajo tierra algunas fábricas para evitar los bombardeos.

Teniendo a los rusos y americanos dentro de su propio territorio, el Führer recurrió a muchas medidas de guerra desesperadas creando finalmente desde finales de 1944 una auténtica guerra total.

Unidades del Volkssturm siendo entrenadas en febrero de 1945

Unidades del Volkssturm siendo entrenadas en febrero de 1945

Una de esas medidas fue el llamamiento a la población para la defensa de Alemania, es así cómo se crea el Volksstrum, una milicia formada por todos los varones de 13 a 60 años que no formaban parte de ninguna otra rama del ejército. Fuera de toda lógica, esta milicia fue creada y liderada por el partido, y estaba bajo las órdenes directas de Goebbels, muchas veces con misiones poco lógicas e incluso contraproducentes desde el punto de vista militar. Utilizaban incluso a heridos, mutilados y enfermos. Los líderes del Volksstrum eran los miembros más fanáticos del partido, con el único lema de: Victoria o muerte. La misión del Volksstrum era defender la región local de sus integrantes, aunque muchos eran mandados al frente.

Otra de las medidas fue el llamamiento a las Juventudes Hitlerianas, que abarcaban a todos los niños y niñas desde los 13, pero que llegó a reclutar a los de 8 años. Los americanos que entraban por el oeste debían hacer frente a ataques comando de niños soldado, que aparecían desde los bosques para destruir tanques y transportes pesados. En la Batalla de Berlín, con Hitler a punto de suicidarse, la última línea de defensa y una de las más atroces fue de las juventudes hitlerianas.

Niño de las juventudes siendo condecorado, marzo 1945

Niño de las juventudes siendo condecorado, marzo 1945

La peor de las medidas, si es que existe un ranking de maldad, es nada menos que la Orden Nerón, llamada así porque consistía en quemar y destruir toda la infraestructura de Alemania, echando la culpa al pueblo alemán, por haber sido débil, Hitler no tenía compasión ninguna. Para vuestro pavor, os paso la traducción íntegra del decreto, firmada por Hitler el 19 de marzo, 11 días antes de suicidarse:

«Es un error creer que las infraestructuras industriales, de transporte, de comunicaciones o de suministros no destruidas o paralizadas sólo temporalmente puedan volver a ponerse en funcionamiento para nuestros fines cuando el territorio perdido sea recuperado nuevamente.

El enemigo en su retirada sólo dejará tierra quemada y ninguna consideración por la población. Por lo tanto, ordeno:

  1. Todas las instalaciones militares, industriales, de transporte, de comunicaciones y de suministro, así como cualesquiera otros inmovilizados materiales que se hallen en el territorio del Reich y que puedan ser de cualquier utilidad para el enemigo de forma inmediata o en un próximo futuro para la continuación de la guerra, han de ser destruidos».

 

Para mostrar el estado de Alemania a finales de la guerra, con todo lo que he mencionado anteriormente, os presento el último noticiario de la Alemania Nazi (Die Deutsche Wochenschau, un No-Do alemán) que nos presenta la situación tal como ocurrió, y con un curioso toque de optimismo, pues era producto del régimen, que castigaba el derrotismo con la muerte. Se trata del último noticiario de la Oficina Pública de Información, del 22 de abril de 1945, con la famosa escena de Hitler condecorando a un niño de 10 años, una semana antes de suicidarse.

(En configuración del vídeo, en la página de YouTube, se puede poner traducción en español de los subtítulos en alemán, para tener una idea de lo que dicen, lamento no haberlo encontrado directamente en español).

 

 

Vía|Memorias de Albert Speer, Albert Speer; Butler, Rupert. Hitler’s Young Tigers: The Chilling True Story of the Hitler Youth. London: Arrow Books, 1986. ISBN 0-09-942450-9; Hakim, Joy. A History of Us: War, Peace and all that Jazz. New York: Oxford University Press, 1995. ISBN 0-19-509514-6Decreto íntegro del Volksstrum

Imagen| Lago Mueggelsee; DiscursoVolkssturm; Condecración

Vídeo| Último noticiario nazi 

En QAH| Especial 70 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial 

RELACIONADOS