Opinión 


La guerra no ha terminado

la foto 1

Alrededor de 300.000 niños necesitan ya ayuda psicológica.

Al entrar en el hospital de Al-Shifa nada me hace pensar que acabaré presenciando el auténtico drama de esta guerra. Fantasías de aprendiz. Al fin y al cabo, otra tregua de 72 horas entre Israel y Hamas, una más, se había roto y era de esperar que la sangre de los más inocentes volviera a derramarse. Ninguna ambulancia de las que pude ver entre las doce del mediodía y las cinco de la tarde del 8 de agosto trasladaba a terroristas heridos. Todos eran civiles, en su mayoría niños pequeños… La continua llegada de ambulancias no daba tregua a los servicios médicos del hospital. La prensa, la seguridad, los familiares, los curiosos, todos éramos partícipes de una escena horrible que debe hacernos recapacitar de una vez por todas y para siempre.

Entonces, en una de esas ambulancias aparecieron los ojos asustados de “la pequeña palestina”. No me dio tiempo a conocer su nombre, su vida… He vuelto hoy, 24 horas después y no he podido acceder a la zona de urgencias. Seguro que estará bien. Profundamente afectada, pero bien. Según las cifras que maneja la ONU, alrededor de 300.000 niños necesitan ya ayuda psicológica. La guerra no ha terminado.

la foto 2

La guerra no ha terminado

El más pequeño de todos murió pocos minutos después de llegar a urgencias envuelto en sábanas blancas en los brazos de su padre. No hay consuelo para el padre de un niño con apenas unos meses de vida. El más grande de los sin sentidos. Un sacrificio virgen. Un niño.

Imagen| Fernando Gutiérrez

En QAH| ¿Cuánto valor tiene la palabra?

RELACIONADOS