Historia 


La Guerra del Golfo (II)

Fotografías de la Guerra del Golfo

Esta es la segunda de las dos entradas en las que abordo brevemente la Historia de la Guerra del Golfo. Este conflicto, que enfrentó a una coalición militar autorizada por la ONU y formada por 34 países (capitaneados por EEUU y en los que se incluía España) contra la Irak de Saddam Hussein, se extendió entre el 2 de agosto de 1990 y el 28 de febrero de 1991. En la primera mitad analicé los antecedentes y las causas de la guerra, para analizar el conflicto en sí y sus consecuencias en esta segunda mitad.

Teniendo en cuenta todos los antecedentes y las causas de la guerra, podemos dividir este conflicto en cuatro fases principales.

Fase de reacción

Un día después de la invasión, Washington reaccionó y gestó la Resolución 600 del 2 de agosto de 1990, con todos los votos a favor, salvo el de Yemen. Se exigía la retirada efectiva y de inmediato de todos los efectivos iraquíes de Kuwait. Estados Unidos, Francia e Inglaterra congelaron todos los depósitos monetarios en sus plazas financieras de Kuwait e Irak, y la URSS recibió la visita del Secretario de Estado de Estados Unidos el 3 de agosto, para reforzar el pacto. Asimismo, los diplomáticos estadounidenses viajaron a El Cairo, buscando y consiguiendo el apoyo de los estados árabes (salvo Jordania, Yemen y algún otro más, Mauritania se abstuvo y Libia no asistió a la reunión).

Fase de movilización

Mapa que muestra los movimientos de la operación Tormenta del Desierto

George H. W. Bush (1989-1993) hizo público el 5 de agosto el envío de decenas de miles de soldados y de efectivos militares al Golfo Pérsico, con lo que comenzó la operación Tormenta del Desierto. Saddam Hussein consciente de su aislamiento, el día 12 de agosto, propuso que todos los problemas relativos a las invasiones en la región fueran dirimidos por las mismas bases y preceptos de la Resolución 600. En estos se apoyaron en los franceses para intentar evitar el conflicto, pese a que habían enviado ya a sus soldados. Estados Unidos prefirió (por el tema del problema de Palestina e Israel y las dos varas de medir) no llevar a cabo la propuesta de Sadam Hussein. James Baker, secretario de Estado de EEUU, señaló que la crisis de ese momento era una brecha en progreso post Guerra Fría. Por otra parte, la Resolución 678 del Consejo de Seguridad permitía el recurso a la fuerza, por lo que Washington encontró un enorme apoyo de las fuerzas europeas en el despliegue militar. La primera que respondió fue la de Reino Unido, como no podía ser de otra manera; los países árabes, algunos de ellos, enviaron una fuerza pan-árabe a la zona. En el momento de la guerra, Irak se enfrentó a más de 700.000 hombres de 26 países diferentes.

Fase de duda aparente

Es el momento en el que se emite por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la Resolución 678, del 29 de noviembre 1990, apoyada por mayoría, con dos votos en contra (Yemen y Cuba) y una abstención (China). Esta resolución autorizaba literalmente a los estados miembros a que cooperasen con el gobierno kuwaití, pudiendo utilizar todos los medios necesarios para hacer salir a Irak de Kuwait, después del 15 de enero de 1991, fecha límite para que los iraquíes efectuasen su salida de Kuwait. Además, hubo un intento de acercamiento de los secretarios de estado o ministros de exteriores de Estados Unidos e Irak, pero esto fracasó. Javier Pérez de Cuellar (secretario general de Naciones Unidas) realizó una visita a Bagdad para abordar el problema, pero sus intentos de pacificación no tuvieron resultados. También hubo un plan francés, consistente en realizar una conferencia internacional para encausar el asunto, a lo que se negó Estados Unidos, ya que esta conferencia podía estar en línea con la proposición de Saddam Hussein, la que se relacionaba con el problema palestino.

Fase de guerra propiamente dicha

Saddam Hussein reunido con el primer ministro de Kuwait en agosto de 1990

Pasadas 24 horas de expirar el ultimátum (15 de enero de 1991) hablaron las armas, en dos fases. Hasta el 23 de febrero, se bombardearon los edificios administrativos, las bases militares y los sectores industriales. A esto respondió Saddam Hussein con el lanzamiento de misiles a algunos países del entorno y con la quema de los pozos de petróleo de Kuwait (estrategia de la tierra quemada). En pleno bombardeo de Irak, un enviado soviético visitó a Hussein, lo que conllevó la retirada de Irak en respuesta al primer plan soviético. No obstante, para Bush esa retirada completa era muy insuficiente, la exigía en 24 horas. La segunda fase comenzó la noche del 23 de febrero, cuando las tropas aliadas penetraron en Kuwait. En ese momento la resistencia iraquí fue débil, ya que los aliados llegaron en tres días a Basora. El 27 de febrero los iraquíes aceptaron las resoluciones de las Naciones Unidas. Por otra parte, los Occidentales dejaron huir a la Guardia Presidencial iraquí desde Kuwait, para que así llevaran a cabo su cometido en su país, reprimir a los kurdos y los chiítas. Los Ejércitos Occidentales, que permitieron esta vuelta de las tropas iraquíes a través de la frontera, no se movieron ante las represiones de estos en territorio iraquí.

Quema de los pozos petrolíferos de Kuwait por parte de las tropas iraquíes al retirarse

Dejaron a Irak reducido a la una situación preindustrial, dejaron en sus puestos a los dirigentes del régimen iraquí de Sadam Hussein y volvieron a colocar a los al-Sabah en el poder en Kuwait, incluso, regresaron en Jeeps americanos. A posteriori, estos se lanzaron a la caza de palestinos dentro de Kuwait, quienes no son considerados ciudadanos de primera dentro de las fronteras Kuwaitíes.

Los principios para legitimar la intervención, empezando por el principio de autodeterminación (palestinos, armenios), demuestran ser todo palabras vacías. La guerra sólo parece servir a Estados Unidos, no sólo en lo relativo al control del suelo, sino que también esta en relación con otros temas: el imponerse sobre los estados árabes, el de constituir una “OTAN” de facto en Próximo Oriente, la venta de armas a los países desprotegidos ante una posible cabalgada de otro país islámico cercano, etc. Por otra parte, se ha de señalar que los aliados de Washington se beneficiaron de las migajas: a Egipto se le perdonó la deuda militar, a Siria se le dio luz verde para que implantara la Paz Siria sobre el Líbano (para que gestionase junto con Israel su territorio intermedio), Turquía reafirmó su papel de pilar en la zona suroriental y su control sobre el problema kurdo, Irán ganó la reafirmación de los acuerdos en la guerra anterior con Irak y también fue reconocido como un Estado respetable.

En colaboración con QAH| Historiae Heródoto

Vía| HOBSBAWN, E.J. (1995):  Historia del Siglo XX: 1914-1991. Ed. Crítica. Barcelona; MAMMARELLA, G. (1990): Historia de la Europa Contemporánea:  1945-1990. Ed. Ariel. Barcelona.

Imagen| Fotografías de la Guerra del GolfoOperación Tormenta del DesiertoQuema de pozos petrolíferosReunión de Saddam Husein y el primer ministro de Kuwait

En QAH| ¿Cómo se configuró el mundo tras la desintegración de la URSS? ; La guerra del Golfo

RELACIONADOS