Historia 


La guerra de Corea

Antecedentes

La Guerra de Corea fue una contienda bélica sucedida en la península de Corea entre el 25 de junio de 1950 y el 27 de julio de 1953. Después de más de 30 años de ocupación japonesa y la ocupación de los Aliados tras el fin de la II Guerra Mundial, Corea quedó dividida en dos Estados antagónicos divididos por el paralelo 38, y cuyos pilares reproducían los modelos de las dos superpotencias de la Guerra Fría: Estados Unidos actuó unilateral y precipitadamente conformando una república libre en Corea del Sur en agosto del año 1948; un mes después, los soviéticos hicieron nacer la República Popular de Corea de Norte. Esto se podría entender como un test de distracción de la URSS para ver hasta dónde podía llegar Estados Unidos teniendo un país comunista exaltado, pero también puede ser considerado como un anzuelo tirado por Estados Unidos, ya que, en un principio, este área estaba fuera de los intereses expresos en Asia.

Soldados norteamericanos en la Guerra de Corea

Desarrollo del conflicto

Cuando 100.000 soldados norcoreanos atravesaron el Paralelo 38, Estados Unidos, pese a que supuestamente no tenía intereses en la zona más allá de las islas japonesas, intervino directamente en la contienda entre estos dos estados coreanos. El mismo día de esa cabalgada, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunió sin contar ni con la URSS ni con China, los dos países que apoyaban a Corea del Norte, y aprobaron la resolución favorable a la intervención internacional en Corea. Sin embargo, desde antes de este momento el presidente norteamericano Harry Truman ya había ordenado al general Mac Arthur apoyar militar y económicamente a Corea del Sur. Cuatro días después el general Mac Arthur enviaba a Corea del Sur dos divisiones en representación de Estados Unidos al mismo tiempo que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas enviaba una tropa multinacional bajo el mando de Mac Arthur, mientras seguían contando con la ausencia de los representantes de la URSS. El resultado fue que, dos meses después, ya una veintena de países intervenían directamente con el envío de tropas a Corea del Sur.

Soldados del ejército de Corea del Sur

No contento con ello, el presidente Truman, que pensaba que la Guerra de Corea estaba instigada por los soviéticos, presionó a la Asamblea General de Naciones Unidas para que dieran más poder de acción a Estados Unidos en la zona, desembocando en la resolución del 7 de octubre de 1950 por la que se daba poderes plenos a Mac Arthur para devolver el orden a toda Corea, violando así las leyes internaciones que decían que el Consejo de Seguridad de la ONU siempre debía tener la última palabra. El 9 de octubre de 1950 el general Mac Arthur cruzaba el paralelo 38 y en solo tres semanas invadió Corea del Norte y se situó en las cercanías de la frontera de China. El primer ministro chino Zhou Enlai (protegido por Mao) había advertido a Estados Unidos en esas mismas fechas que, si traspasaban el paralelo 38, China intervendría. Así que Mac Arthur ya sabía que China iba a intervenir antes de colocarse cerca de sus fronteras, lo que provocó que 200.000 chinos voluntarios se desplazaran hacia la frontera con Corea del Norte (oficialmente China no intervino, ya que eran “voluntarios”, por eso no enviaron al Ejército Rojo).

El presidente Truman, que en ese momento temía una alianza estrecha entre China y la URSS, decidió, en marzo de 1951, confinar las tropas de Naciones Unidas al sur del paralelo 38. Sin embargo, el general Mac Arthur desobedeció las órdenes y mandó un ultimátum a Pekín amenazando con utilizar la bomba atómica, lo que provocó que el presidente echara del cargo a Mac Arthur e impusiera a otro general al mando, Matthew Ridgway. A posteriori, Truman abogó por el alto el fuego e inició unas conversaciones en el verano de 1951 para acercar posturas, pero éstas no acabaron hasta dos años después, después de que la URSS impulsara la firma de la paz tras la muerte de Stalin.

Soldados del ejército de Corea del Norte

Consecuencias

La guerra de Corea no solo fue el primer gran enfrentamiento internacional después de la II Guerra Mundial y dentro de la Guerra Fría, sino una de las contiendas bélicas más sangrientas de la segunda mitad del siglo XX. Más de dos millones de soldados coreanos, procedentes de ambos bandos, murieron en la guerra. A esto habría que sumar los dos millones y medio de civiles coreanos muertos, los más de cinco millones de civiles coreanos que se quedaron sin hogar, los más de 50000 soldados estadounidenses muertos, y los más de 500 000 soldados chinos muertos.

En colaboración con QAH| Historiae Heródoto

Vía| HOBSBAWN, E.J. (1995):  Historia del Siglo XX: 1914-1991. Ed. Crítica. Barcelona; MAMMARELLA, G. (1990): Historia de la Europa Contemporánea:  1945-1990. Ed. Ariel. Barcelona.

Imagen| Ejército surcoreano; Ejército norteamericano; Ejército norcoreano

En QAH| 62 años del final (sin paz) de la Guerra de Corea

RELACIONADOS