Especial I Guerra Mundial, Historia 


La “gripe” de la prensa española de 1918

Las palabras guerra y muerte son compañeras, no pueden separarse. Cuando el hombre decide que haya guerra la muerte se presenta para quedarse. Incluso cuando se firma la paz ambas permanecen unidas en el relato del conflicto. Esto sucede, como no podría ser de otra manera, en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Lo que ocurre es que en este caso hubo otra palabra que se unió sin previo aviso y dio lugar a un trío que asoló el mundo occidental: la gripe. Durante la Gran Guerra no todos los muertos fueron consecuencia directa de la tragedia de una guerra. Se calcula que más de cincuenta millones de personas murieron como consecuencia de una pandemia en tan solo un año, en los últimos meses del conflicto. Fue la mal llamada “gripe española”.

Hospital improvisado con enfermos de la gripe de 1918 en Camp Funston, Kansas.

Hospital improvisado con enfermos de la gripe de 1918 en Camp Funston, Kansas.

Es conocida erróneamente de esta manera porque la prensa de nuestro país fue la que más informó de esta pandemia. Esto se debe a la orden de los gobiernos de los países que participaron en el gran conflicto de mantener esta enfermedad en el secreto. Como se sabe, si no se habla de un asunto, éste no existe. No se quería que el miedo al contagio se instalase en unas tropas cansadas por cuatro años en guerra, ni que asolara a una población que veía el conflicto cada vez con más desmotivación.

La Primera Guerra Mundial se caracteriza porque se convirtió en una de los primeros grandes conflagraciones en el que la prensa tuvo un papel destacado. Los periodistas colaboraron generalmente con el ejército según el bando donde se posicionasen sus países. Como España se mantuvo neutral, la prensa se decantó según la línea editorial de cada cabecera. Así, por ejemplo, ABC al ser leal al Rey desde su fundación, decidió respetar la decisión de neutralidad que decretó el Gobierno con el beneplácito de Alfonso XIII. Los sectores de izquierdas simpatizaron con los aliados y los sectores conservadores con los imperios centrales. Entre la prensa germanófila destacaron El Universo, El Debate, El Correo, La Correspondencia Militar y La Acción, frente a la prensa aliadófila, como fue El País (no el actual), El Imparcial, La Correspondencia de España, El Socialista, El Liberal y el Heraldo de Madrid, entre otros.

La Primera Guerra Mundial hace que la prensa española amplíe su horizonte, abriéndose a los asuntos internacionales a los que había dado la espalda, inmensa en los problemas interiores y coloniales que España vivió años antes. Y uno de los temas de los que más se habló en el último año de guerra, en 1918, y que se convirtió en el protagonista de las crónicas y noticias del frente fue la pandemia que se vivió especialmente en Francia, donde surgió la mutación que hizo al virus más letal, afectando mortalmente no solo a niños y ancianos sino también a adultos sanos. La gripe se extendió a Reino Unido, Estados Unidos, Alaska, Italia, Sudáfrica, India, entre otros, y también en nuestro país. Se calcula que murieron 200.000 españoles.

Pero fue la prensa española la que convirtió en el principal foco divulgativo e informativo de esta gripe. Es en nuestro país donde se dedicó más espacio a los datos, informes y alertas de esta pandemia. Esto explica que si un investigador quiere recoger las informaciones que se publicaron en aquella época sobre esta enfermedad deberá buscar en la hemeroteca de la prensa española para encontrar una información más completa. Este hecho es el que hace que esta pandemia se conozca como la “gripe española”, un apodo que puede llevar al error sobre su origen real. Un ejemplo lo encontramos en el del diario ABC, el 14 de septiembre de 1918.

Pero para España, aunque se mantuvo neutral, la Primera Guerra Mundial supuso mucho más que esta historia de guerra, muerte y gripe.

Vía| Almagro, M. Fernández Historia del reinado de Alfonso XIII Montaner & Simón, Barcelona, 1977.

Imagen| ¿Por qué la ‘gripe española’ mató a tanta gente?

En QAH: España ante la Primera Guerra Mundial

RELACIONADOS