Economía y Empresa 


La globalización como seña de identidad

10909966-simbolo-de-economia-mundial-representado-por-una-esfera-global-con-indicadores-internacionales-senta - copiaAunque son muchas las definiciones que hoy en día encontramos acerca de este fenómeno, me gustaría definir la globalización cómo un proceso de carácter dinámico, de creciente libertad e integración mundial de los mercados de trabajo, bienes, servicios, tecnología y capitales. No debemos obviar en esta definición, los factores  que determinan y permiten el desarrollo y la existencia de dicho proceso.

El primero de ellos, es la tecnología, ya que el desarrollo de la misma ha permitido un importante avance tanto en los medios de trasportes como en los de comunicación. Internet, es el vivo ejemplo de ello; una de las principales características que definen hoy en día este proceso es la rapidez y la velocidad con la que actualmente se globalizan las cosas, antes que muchos productos y servicios. En definitiva, una herramienta que nos permite estar al alcance de casi todo pero que a su vez, hace que contrastemos más lo que leemos y vemos ya que cualquier persona puede escribir y publicar cualquier tipo de información que quiera compartir con los demás.

El segundo factor ha sido el intercambio de bienes, servicios y capitales, tanto a través de negociaciones multilaterales o decisiones unilaterales o bilaterales entre los países. También se recoge otra característica fundamental: las economías son interdependientes. El resto de países dejan de ser ajenos a ti, pues los intereses de tu país dependen de su economía.

Los países más pobres del mundo tiene hoy un 80 por 100 de su población empleada en una agricultura de subsistencia o de baja productividad, por eso son tan pobres. El reverso de este fenómeno ha sido un constante aumento del empleo en el sector servicios en los países más desarrollados. En Estados Unidos el porcentaje actual es del 74 por 100 del empleo total, la media de la OCDE es del 64 por 100, en la Unión Europea del 65 por 100, y sólo en Japón es algo menor con el 62 por 100 del total del empleo (OCDE, 1999).

De esta forma, son los países pobres y los mayores productores de materias primas (que suelen coincidir), los que acogen las actividades manufactureras de las empresas establecidas en países occidentales, al resultar más barato allí su producción por causa de unas condiciones laborales bastante precarias, vendiéndose los productos finales en países occidentales a un precio mayor y aumentándose el beneficio del productor. Es la esencia básica del capitalismo económico, que ha encontrado fronteras abiertas al incremento del beneficio desde la caída del Muro de Berlín. Es aquí cuando toma cuerpo el proceso globalizador tal y como lo conocemos actualmente.

Más Información| García Fernando, M. “Globalización y choque de civilizaciones: pensando nuestra sociedad global. Universitat de Valencia, Valencia 2004.

En QAH| ¿Cómo funciona la economía internacional?La internacionalización de la empresa (I)¿Puede el capitalismo global erradicar la pobreza en el mundo? (I): Introducción

RELACIONADOS