Economía y Empresa 


La Gestión de Activos: Sistemas de Gestión de Mantenimiento

El concepto mantenimiento se asocia generalmente a un conjunto de actividades cuyo fin es conservar operativos los activos de la empresa (equipos e instalaciones) durante su vida útil. La necesidad de realizar mantenimiento surgió con la industrialización, como consecuencia de la mecanización de los equipos de producción.

A los equipos les sucede como nos pasa a las personas. A medida que envejecemos, el tiempo tiende a transcurrir más rápidamente. La fase inicial de la vida de un equipo suele estar acompañada de un número relativamente alto de fallos, derivados del periodo de adaptación y aprendizaje, igual que nos ocurre a nosotros al nacer. Transcurrido ese periodo inicial de adaptación, sigue una fase más o menos prolongada de comportamiento estable en cuanto a su fiabilidad. Y finalmente, el equipo entra en una etapa de deterioro progresivo y acumulativo hasta quedar obsoleta.

Al representar este comportamiento característico de la fiabilidad de los equipos a lo largo de su vida útil, obtenemos la denominada curva de la bañera.

Para tratar de prolongar al máximo el periodo de vida útil de los equipos es necesaria la función de mantenimiento.

Durante mucho tiempo, el mantenimiento ha sido considerado como una función pasiva encargada de resolver los problemas que surgen en las máquinas y que generan incidencias diarias en el plan de producción. Era un mantenimiento enfocado a la reparación de la avería. En este contexto, que las máquinas presenten averías por sorpresa incluso se ha admitido como un hecho inevitable. A todo ello había que añadir que la dirección de la empresa lo consideraba una carga a soportar, tanto contable como presupuestariamente, y por tanto, el objetivo era exclusivamente minimizar los costes.

El concepto de mantenimiento ha evolucionado en los últimos años y actualmente son muchas las empresas que lo contemplan como una actividad productiva, que requiere gestionarse de forma profesional.

En efecto, si producir es explotar unos medios de producción para obtener productos terminados, mantener significa asegurar la disponibilidad de la producción cuantitativa y cualitativamente, sobre todo si el correcto funcionamiento de los equipos y el ajuste de sus parámetros afecta directamente a la cantidad y calidad del producto final.

En consecuencia, el término Mantenimiento ha derivado en el de Gestión de Activos Físicos, con un enfoque orientado al medio y largo plazo, y dotado de cierto contenido tecnológico como herramienta de apoyo, que implica la planificación de los trabajos, con las menores paradas posibles y en los momentos adecuados. A ello se suma una adecuada administración de los recursos humanos y una gestión técnico económica de la subcontratación. Se han de confeccionar presupuestos y gestionar repuestos. Los responsables de esta importante función tienen que ser capaces de analizar la obsolescencia de activos, basándose en históricos de funcionamiento y costes. Tienen también que tener en cuenta los requisitos legales de inspecciones reglamentarias de determinados activos, así como los requisitos de Control de Calidad y Medioambiental, sujetos a normativas nacionales e internacionales.

La herramienta informática que ayudado a esta profesionalización son los denominados Sistemas de Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador (GMAO) que han permitido a las empresas pasar de una estructura de costes e inmovilizaciones de activos a otra de beneficios, explotación de recursos y gestión de esos activos.

Y la última aportación viene de la mano de la normalización de la gestión de los activos físicos, sobre la base, inicialmente, de la norma británica PAS 55-1, que va a dar paso a la próxima norma internacional ISO 55001, actualmente en desarrollo, que se espera se publique en 2014.

Todo un reto para los responsables de esta función que tradicionalmente ha estado íntimamente ligada a la dirección de operaciones (antes gestión de la producción), y que de seguir incrementando su contenido en funciones, va a acabar independizándose definitivamente dando lugar a un nuevo campo de la gestión empresarial.

 

Imagen| Engranaje , Curva de la Bañera

Más información| Lecciones sobre el concepto de calidad ; The Woodhouse Parnership

En QAH| El enfoque normalizado , Infraestructura española de la calidad y la seguridad industrial, ¿Qué es el control e gestión?, ¿Qué es la calidad? IV: el punto de vista legal

 

RELACIONADOS