Economía y Empresa 


La formación profesional dual en España

El Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, sentó las bases para la implantación progresiva de la formación dual España, al tiempo que la Orden ESS/2518/2013, de 26 de diciembre, reguló los aspectos formativos del contrato para la formación y el aprendizaje, que da soporte legal a la relación entre alumno-trabajador y empresa contratante.

Se trata de propiciar la colaboración y participación de las empresas en los sistemas de formación profesional, promoviendo que empresas y centros de formación profesional estrechen sus vínculos y favorezcan una mayor inserción del alumnado en el mundo laboral durante el período de formación.

De este modo, la formación profesional dual es un proceso para formar a los jóvenes en profesiones y oficios, en el que participan de forma coordinada las empresas y los centros educativos o centros de formación acreditados.

El alumno recibe una formación práctica en la empresa que se complementa con otra formación teórica. Trabaja en la empresa junto a un tutor, en horario laboral normal, ya que tiene un contrato, está dado de alta en la Seguridad Social y cobra un salario.

El contrato laboral que lo regula recibe la denominación de contrato para la formación y el aprendizaje. Mientras la tasa de paro se mantenga por encima del 15%, podrán acceder a este contrato los jóvenes entre 16 y 30 años que no tengan cualificación profesional para poder concertar un contrato en prácticas. Una vez que la tasa de paro haya descendido hasta el 15%, el límite máximo será fijado en 25 años. El límite de edad máximo no se aplicará en personas con discapacidad o riesgo de exclusión social.

Estos contratos tendrán una duración de entre uno y tres años. Si fuera por convenio colectivo el mínimo podría ser de 6 meses en lugar de un año.

httpphotorack.netphotos97med_1132843317-97186.jpgLas ventajas para ambas partes son múltiples:

  • El alumno/trabajador obtiene un título de formación profesional o un certificado de profesionalidad mientras trabaja, con una jornada laboral reducida que le permite compaginar ambas actividades (75% el primer año y 85% el segundo y tercer año), y todo ello manteniendo su protección por desempleo. El sueldo nunca podrá ser inferior menor que el salario mínimo interprofesional en proporción a la jornada laboral.
  • La empresa que acoge al alumno/trabajador obtiene una reducción del 100% de las cuotas a la seguridad social, si tiene menos de 250 trabajadores y del 75% si tiene más de 250 trabajadores, mientras que la parte que habría de pagar el trabajador se bonifica al 100 % en cualquier caso. Además, el coste de la formación asociada al contrato es bonificable al 100% dentro de los límites que marca la Seguridad Social.

En general, la actividad formativa en la Formación Dual tiene que ser la necesaria para obtener una titulación de FP de grado medio o superior, o un certificado de profesionalidad. La actividad laboral debe estar relacionada con el perfil profesional de la titulación o certificado de profesionalidad.

Lógicamente, el trabajador debe reunir los requisitos exigidos para acceder a las enseñanzas que se cursan. Como novedad reciente, desde el 1 de enero de 2016 la formación sólo puede realizarse en modalidad presencial o teleformación, desapareciendo la opción a distancia clásica.

En nuestro entorno, la referencia europea de mayor éxito en formación profesional dual la tiene Alemania. La mayor parte de los jóvenes alemanes, un 60 por ciento, cursa al término de su etapa escolar una de las 350 carreras que están homologadas dentro de la formación profesional. Tres o cuatro días a la semana, el alumno va a una empresa donde adquiere el conocimiento práctico, mientras que  la parte teórica corre a cargo de la escuela a la que asiste el resto de los días de la semana. La empresa paga a los aprendices y el Estado a  las escuelas profesionales. Actualmente participan en la enseñanza dual unas 482.000 empresas, departamentos de la administración pública o despachos de profesionales, de los que un 80 por ciento son pymes o microempresas. Eso hace que el paro entre los jóvenes sea muy bajo. Dentro del grupo de 15 a 19 años es del 2,3 por ciento.

Esperemos que los resultados a medio y largo plazo en el mercado laboral español puedan compararse.

Vía | Blog fundación tripartita; Comisión Europea; Blog primer empleo; CEOE

Más información | Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre; Orden ESS/2518/2013, de 26 de diciembre; TodoFP.es; Guía de a FP dual de las Cámaras de Comercio

Imagen | Acuerdo trabajador-empresa

En QAH | Los contratos de trabajo formativos; ¿Cuánto cuesta un trabajador? Ejemplo práctico

RELACIONADOS