Jurídico 


La Fiscalía Europea

La Fiscalía Europea

La Fiscalía Europea

El Tratado de Lisboa y en particular el artículo 86 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea hace mención al Ministerio Público Europeo en los siguientes términos: “Para combatir las infracciones que perjudiquen a los intereses financieros de la Unión, el Consejo podrá crear, mediante reglamentos adoptados con arreglo a un procedimiento legislativo especial, una Fiscalía Europea a partir de Eurojust. El Consejo se pronunciará por unanimidad, previa aprobación del Parlamento Europeo”.

La idea de la Fiscalía Europea supone un paso más en la profundización y armonización del Derecho Penal Europeo. Estas iniciativas encaminadas a establecer un marco penal común encuentran su referente en el “Corpus Iuris 2000” y en el denominado “Libro Verde”, ambos proyectos enfocados en la protección penal de los intereses financieros comunitarios y en la creación de un Fiscal Europeo.

Tanto el “Corpus Iuris 2000” como el “Libro Verde” se decantaban por un Fiscal Europeo independiente, tanto de los Estados Miembros como de las Instituciones comunitarias, con un Estatuto que garantizara su imparcialidad.

Para la creación de la Fiscalía Europea el artículo 86 del mencionado texto legal exige el pronunciamiento unánime del Consejo, y en su caso, se permite iniciar un procedimiento de cooperación reforzada con un mínimo de nuevo Estados Miembros, siendo muy probable que opere este último mecanismo dado el recelo de los Estados a renunciar a su jurisdicción en materia penal.

La estructura principal que presentaría la Fiscalía Europea se entroncaría en torno al Fiscal Jefe Europeo y unos Fiscales delegados en cada uno de los Estados Miembros, los cuáles llevarían a cabo el trabajo de investigación sobre el terreno y que por lo que se deduce del Informe Provisional sobre la Propuesta de Reglamento del Consejo relativo a la creación de la Fiscalia Europea, éstos gozarían de un doble estatuto, el nacional y el europeo. Es por ello que se parte de un sistema descentralizado donde los fiscales delegados, serían quienes utilizarían la legislación y tribunales de los Estados Miembros para dirigir la investigación.

Finalmente y en relación con las causas de las que se ocuparía el Ministerio Público Europeo se encuentran la instrucción e investigación de los delitos que perjudicasen a los intereses financieros de la Unión y en su caso, previa decisión del Consejo, de la lucha contra la delincuencia grave que tenga una dimensión transfronteriza.

De lo anterior, se deduce la atribución de la instrucción de los delitos al Fiscal siendo actualmente en nuestro país tarea del juez de instrucción. Esto nos lleva a pensar, ¿supondrá la instauración del Fiscal Europeo un cambio en nuestro modelo procesal penal?

Más Información| Wikipedia 

Imagen| Fiscalía Europea

RELACIONADOS