Jurídico 


La figura del indulto: ejemplos prácticos

Mucho se trata últimamente la figura del indulto. En QAH no podía ser menos, viniéndose tratando en diferentes artículos últimamente.

Analicemos escuetamente la figura jurídica del indulto. El indulto es una causa de extinción de la responsabilidad penal, que supone el perdón de la pena. Es una situación diferente a la amnistía, que supone el perdón del delito, ya que por el indulto la persona sigue siendo culpable, pero se le ha perdonado el cumplimiento de la pena.

El indulto puede ser total o parcial. A su vez puede ser general y particular.

  • El indulto total comprende la remisión de todas las penas a que hubiere sido condenado el reo y que aún no hubieren sido cumplidas.
  • El indulto parcial supone la remisión de alguna o algunas de las penas impuestas o su conmutación por otras menos graves.

Se lleva a cabo, en principio, por razones de equidad y justicia social; sin embargo, no deja por ello de ser una intromisión del Poder Ejecutivo en la actividad del Poder Judicial. Se trata de un tema que suscita un gran debate debido a la transgresión del principio teórico de la Separación de Poderes que rige el Estado Moderno.

Analizamos a continuación dos ejemplos:

delnidoEn primer lugar, siendo el más reciente, la polémica petición de Jose María del Nido, presidente del Sevilla F.C..  Del Nido expuso en su día que “solicitaría el indulto al Gobierno para evitar la entrada en prisión por entenderse que no es necesario dicho paso penitenciario para conseguir su reinserción y porque los once años transcurridos desde la comisión de los hechos (2002) acreditan su plena integración en la sociedad, fin último y principal del ingreso en la cárcel”. El gobierno se encuentra en estos momentos estudiando tal propuesta, si bien es cierto que no cuenta con muchas posibilidades de llevarse a cabo.

madretarjetaEl segundo ejemplo es el de la joven madre de Requena (Valencia) que compró comida y pañales para sus hijas por valor de 193 euros con una tarjeta de crédito que encontró en la calle, hechos por los que fue condenada a un año y diez meses de cárcel. El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, decidió conmutar la pena privativa de libertad que tenía pendiente por treinta días de trabajos en beneficio de la comunidad a cambio de que no volviera a cometer un delito en el plazo de tres años. En cualquier caso, la joven no hubiera ingresado en prisión ya que el Juzgado de Ejecución Penal número 13 inhabilitó la ejecución de la pena.

Se trata de ejemplos que, esperemos aclaren al lector un poco más la descrita figura, tildada por algunos de anacrónica en base a la ya mencionada violación de la separación de poderes.

Vía| diariodesevilla.es  ;  elmundo.es

Imagen | masjerez.com

En QAH | El indulto: necesidad o abuso de poder

RELACIONADOS