Coaching Profesional 


La familia: fuente de felicidad

Familia sólo hay una.

Madre e hija

Madre e hija

Cuando pensamos en una familia nos viene a la cabeza la imagen del padre, de la madre y de las hermanas o hermanos. No obstante la maternidad, la paternidad, y la vida familiar han dado un vuelco con el paso de los años. ¿Los aspectos más interesantes? Las mujeres cada vez son madres con mayor edad, es decir, la maternidad se retrasa hasta al menos 30 años y el 29,5% de las mujeres han sido madre después de los 35 años. Cada vez se tienen menos hijos, y hay más madres solteras (aproximadamente del 33% frente al 14% de 1998). Asimismo actualmente hay un porcentaje muy alto de la población de padres y madres divorciados (el divorcio es el principal motivo de las separaciones con un 90% sobre el total), y la cifra de matrimonios entre parejas del mismo sexo no hace más que aumentar.

Por lo tanto, hay muchas variedades y formas que podemos encontrar en una familia. Porque cada miembro ha pasado por diferentes obstáculos y el resultado de la unión y el apoyo del resto hace a cada una de las familias únicas, especiales. Con sus más y sus menos, con aspectos a mejorar en la salud, el dinero o el amor. Pero únicas al fin y al cabo.

Padre e hijo

Padre e hijo

Es cierto que los amigos y la pareja muchas veces dan más apoyo y más cariño que algunos de nuestros familiares, que pueden ser más comprensivos o más tolerantes. Pero muchas veces ellos se convierten en nuestra familia. Por ello a la familia hay que cuidarla, hay que respetarla y mimarla, porque es un tesoro mucho más valioso que cualquier otro bien. Porque la familia estará ahí siempre, en los malos momentos y en los buenos, es una fuente de felicidad, inagotable, incansable.

Disfrutad de ella, dejad a un lado los problemas, los rencores. Si lloramos, perdonamos. No somos perfectos, las personas que más te quieren son las que te hacen sufrir porque, en ocasiones, son muchas las decisiones duras que han de tomar y las cosas importantes para ellos a las que renuncian por ti.

Como las ramas de un árbol, crecemos en direcciones diferentes, pero las raíces siguen siendo las mismas”.

 

¡Feliz Navidad a todos!

 

Imágenes| Izismile, Justimagine-ddoc

En QAH| 5 Razones para practicar deporte en familia, ¿Hay que propiciar la conciliación de la vida laboral y familiar?

RELACIONADOS