Jurídico 


La exploración de los menores en los procesos de divorcio

La exploración de menores es una diligencia de prueba con características particulares muy peculiares, pero sin embargo tiene una gran trascendencia jurídica en el proceso de familia donde se discuta el divorcio ya que en muchas ocasiones influye en la razón de decidir del Juez.

page1-img3Actualmente la Ley Orgánica 1/2006 de protección del menor señala que las comparecencias del menor deberán realizarse de forma adecuada a su situación y a su desarrollo evolutivo, cuidando de preservar su intimidad.

Se garantiza de esta forma que el menor pueda ejercer el derecho a ser oído, bien por sí mismo o a través de persona que lo represente cuando no tenga suficiente juicio.

No obstante podrá conocerse su opinión a través de sus representantes legales, normalmente sus padres,  siempre que estos no tengan intereses contrapuestos o bien a través de otras personas que por su profesión tengan una relación de especial confianza con el menor como pueden ser, profesores, psicólogos que lo hayan valorado, sacerdotes, etc.

¿Cuándo hay obligación legal de oír al menor?

El menor tiene derecho a ser oído en todo procedimiento administrativo o judicial en el que esté implicado y que conozca de una resolución que afecte a su esfera personal o familiar, sin embargo la Ley Orgánica del Menor prevé dos supuestos  en que este derecho puede ser denegado que son cuando no sea posible  el oírle o no convenga a su interés y todo ello con el fin de evitarle daños o perjuicios innecesarios.

El supuesto más frecuente  de audiencia de menores es en los pleitos de los padres, es decir, dentro de los litigios matrimoniales de separación o divorcio donde se discuta la custodia del pequeño; pero también podrá ser oído en otro tipo de procedimientos civiles, señalándose a título de ejemplo los expedientes de dispensa de edad para el matrimonio, en los procesos de incapacitación de un menor, en los procedimientos para el retorno de menores por sustracción internacional, etc.

¿Cuál es el contenido de la audiencia o exploración de menores?

La exploración es una diligencia dentro de un proceso y el contenido de la misma debe tener ciertos límites  ya que como norma general debe preservarse su intimidad, tiene el derecho igualmente a no autoincriminarse en el Proceso Penal de Menores y tampoco está obligado a declarar sobre su religión o creencias.

¿Cómo se practica la audiencia?

La Ley de Enjuiciamiento  Civil no regula la forma en la que debe celebrarse la exploración de menores, y la Ley Orgánica de Protección del Menor señala que esta deberá hacerse de forma adecuada a la situación del pequeño y al desarrollo evolutivo de este.

Así,  habrá Órganos Judiciales que llevara a cabo estas Diligencias de formas diferentes, pues unos las celebrarán en las Salas de Audiencias, otros Jueces en su despacho e incluso en cualquier dependencia judicial.

En Colaboración| Más que abogados

Imagen| Familia

En QAH| ¿Cómo se documenta la exploración de menores?

RELACIONADOS