Cultura y Sociedad, Historia 


La Expedición Malaspina. Un viaje científico-político alrededor del mundo

Esta expedición a lo largo de la Historia ha recibido varias denominaciones como  «Viaje científico y recreativo alrededor del mundo», «Expedición vuelta al mundo» y otras, aunque la más conocida es  “La Expedición Malaspina”. Fue una excursión político-científica alrededor del mundo, con el fin de visitar casi todas las posesiones españolas en América y Asia.

Retrato de Alejandro Malaspina

Retrato de Alejandro Malaspina

Los promotores de la idea fueron el teniente de navío Alejandro Malaspina, junto con su amigo José Bustamante y Guerra. Junto a ellos embarcarían ilustres naturalistas y científicos de la época.

En septiembre de 1788, ambos proponen al gobierno español  la organización de esta expedición de carácter político, para conocer la situación de las posesiones españolas, así como científico, con el objeto de catalogar especies de fauna y flora, cartografiar los nuevos territorios, estudiar las minas, etc. El proyecto recibe la aprobación del rey Carlos III, dos meses antes de su muerte. Para llevar a cabo el proyecto, se construyen en los astilleros de Cádiz, dos corbetas gemelas, la Atrevida y la Descubierta.

El 30 de julio de 1789 zarpan de Cádiz, comenzando un viaje que duraría cinco años. La expedición toma rumbo a Montevideo, luego Buenos Aires y llegan hasta la Patagonia. El 3 de Diciembre de 1789 se encuentran con sus habitantes. Sobre este desconocido pueblo de los patagones, circulaba en Europa la leyenda de su gigantesca estatura, según los testimonios recogidos por numerosos marinos. La expedición española convivió unos días con ellos, descubriendo a unas gentes nobles, lejos de todas las fantasías que se comentaban.

Desde allí pasan por las islas Malvinas, establecimiento penal español, y a continuación atraviesan el Cabo de Hornos, todavía sin cartografiar en esa época,  para seguir bordeando el continente americano, hacia el Norte. Después de pasar por Chile, la “Descubierta” visita la isla de Juan Fernández, famosa por la historia de Alexander Selkirk, marino de origen escocés que sobrevivió en soledad durante 4 años y 4 meses, tras ser abandonado allí a su suerte. Cuando por fin regresó a su país, su historia llegó a oídos de Daniel Defoe, y le sirvió de base para su novela Robinson Crusoe.

Mapa del viaje realizado durante Expedición Malaspina

Mapa del viaje realizado durante Expedición Malaspina

Posteriormente visitan el Virreinato de Nueva España, concretamente México, la capital, Guanajuato, conocida por sus minas de plata, y Acapulco, puerto de destino del Galeón de Manila. Buscan infructuosamente un paso entre el Pacífico y el Atlántico por el Norte del continente americano, aunque sí cartografían toda la zona y entran en contacto con las tribus indias de los tingli e incluso llegan a encontrarse con esquimales. A continuación cruzan el Pací­fico haciendo escala en Guam, bordean las Marianas y llegan a las Filipinas en marzo de 1792. En Manila los barcos se separan para estudiar las costas de las islas. Vuelven a unirse para llegar hasta Nueva Zelanda. Arriban a Sidney, en Australia, donde son muy bien recibidos, y cartografí­an la zona.

Desde allí, se dirigen al archipiélago de las Tonga, donde son agasajados por los indígenas, encabezados por su jefe Vuna, que entabla una buena amistad con Malaspina.

La idea inicial era regresar a España por África, doblando el cabo de Buena Esperanza, pero parece que por el cansancio de las tripulaciones deciden regresar a América y volver a casa. Llegan a Cádiz en marzo de 1794.

Lámina de cuadrúpedos de la Expedición Malaspina, realizada durante el viaje.

Lámina de cuadrúpedos de la Expedición Malaspina, realizada durante el viaje.

Son recibidos como héroes. El gobierno les encarga la elaboración de un informe de la expedición, “Viaje cientí­fico-polí­tico alrededor del mundo”, que es presentado al nuevo monarca Carlos IV. En el informe se critica la política española en las colonias, por lo que Malaspina cae en desgracia y es encarcelado durante 10 años. Tras salir de la cárcel liberado por Napoleón, regresa a Italia donde fallece en 1810. Bustamante tuvo un mejor destino, ya que fue gobernador de Montevideo.

 A pesar de Godoy, ministro de Carlos IV,  el informe no se destruyó. Afortunadamente toda la documentación fue custodiada en diversos archivos  y en 1885 fue publicada por Pedro de Novo y Colson. En él se detallan cartas naúticas, informes de minerí­a, estudios de más de 500 especies y 14.000 plantas, dibujos étnicos y paisajes. Gracias a ello se ha podido constatar la verdadera magnitud de aquella empresa, cumbre de la Ilustración Española.

 

 

Vía| Pío Aladrén, M.P. ; Higueras Rodríguez, M.D., eds. La armonía natural: la naturaleza en la expedición marítima de Malaspina y Bustamante (1789-1794). Madrid: Real Jardín Botánico, C.S.I.C.; Lunwerg; Caja Madrid Obra Social, 2001.

Más Información| Sagredo Baeza, Rafael; Gonzales Leiva, José Ignacio, “La Expedición Malaspina en la Frontera Austral del Imperio Español“, Ed. Universitaria, Santiago, Chile, 2004. 939 pp, La Gesta Española – José Javier Esparza, Ed. Altera 2005, 2007

Imagen| Alejandro Malaspina, Mapa Expedición Malapisna, Lámina de cuadrúpedos

En QAH| Real Expedición Filantrópica de la Vacuna

RELACIONADOS