Cultura y Sociedad 


La eterna Grecia: de Sófocles a Karaindrou

Asistiendo a una representación de la clásica Antígona, de Sófocles, es asombroso comprobar la vigencia de los valores éticos y morales que contiene; lo que viene a testimoniar que la tesis de David Hume, acerca de la invariabilidad y permanencia de los principales valores humanos a lo largo de la historia, sigue siendo una realidad.

Veintitantos siglos después de que tan dichosa aventura intelectual —aún vigente— tuviera lugar, siguen emergiendo en esa eterna Grecia milagros creativos como el que, en el ámbito musical, protagoniza Eleni Karaindrou.

Eleni Karaindrou

Eleni Karaindrou

Compositora, pianista y soprano nacida en las montañas del interior de Grecia; criada y educada en Atenas; licenciada en historia y arqueología; estudiosa de la música étnica en París y fundadora de un laboratorio de instrumentos tradicionales, ha terminado por especializarse en música para películas, sobre todo griegas y, muy especialmente, las dirigidas por Theo Angelopoulos.

La música del viento, la lluvia, el discurrir del agua en los arroyos, el canto del ruiseñor y el silencio de la nieve son los sonidos grabados en la memoria de Eleni durante su infancia que después, envueltos por su inspiración y entretejidos por su prodigiosa técnica musical, nos entrega en trece discos escasamente divulgados en España.

Theo Angelopoulos

Theo Angelopoulos

Uno de sus últimos álbumes —un doble CD— contiene una antología de su obra previa y fue grabado en directo hace unos años en Atenas. Para ello juntó dos orquestas, una clásica y otra étnica, coros, una soprano y una pianista —ella misma— para construir una atmósfera musical embriagadora. No creo que a nadie, con una mínima sensibilidad, le guste la música que le guste, le deje indiferente escuchar este doble disco, dividido —al estilo de la música popular— en 38 temas, como una especie de paráfrasis musical del realismo mágico literario.

Elegy of the uprooting

Elegy of the uprooting

Un melómano —como el que escribe— no recuerda una música con menos desperdicio ni mayor interés que ésta, de la que no cabe cansarse de escucharla. Los dioses griegos que inspiraron aquellos filósofos y trágicos de la antigüedad, que nos legaron las bases de nuestra cultura y civilización, parece que siguen iluminando eternamente la inspiración; en este caso de una autora e intérprete musical que nos ha legado una obra —Elegy of the uprooting— para la eternidad; aunque con un título que no compartimos. Porque no se trata de una elegía del desarraigo, sino justamente lo contrario, un aleluya de arraigo a nuestra cultura.

 

* Twitter| @jbanegasn
* Más información| España, más allá de lo conseguido, Canal Youtube de Jesús Banegas y Programa radio “Viaje a Serendipia”,
* En QAH| Otros artículos de Jesús Banegas
* Imágenes| Eleni KaraindrouTheo AngelopoulosElegy of the uprooting y portada artículo

RELACIONADOS