Economía y Empresa 


La entrevista para la industria financiera: el dress code

Una vez realizada la aplicación, si los credenciales del candidato fueran de agrado para el equipo de selección, y habiendo superado satisfactoriamente las anteriores etapas del proceso de selección como los tests psicotécnicos, numéricos o de inglés, el candidato se encontrará con una invitación – por correo electrónico o por teléfono – a asistir a una entrevista bien con miembros del equipo de recursos humanos de la empresa, bien con empleados especializados en el área concreta, bien con ambos.

Esta etapa podrá ser la última antes de recibir una oferta de empleo, o podrá haber varias rondas de entrevistas, que será lo más habitual en procesos de selección de entidades de reconocido prestigio.

En la entrevista, será importante tener en cuenta el “dress code” o etiqueta, dada la importancia que tiene la imagen para crear una buena impresión. También será importante conocer algunos tipos de preguntas frecuentes con las que probablemente nos encontremos en algún proceso: preguntas motivacionales y preguntas técnicas.

Dress Code

El activo más importante de cualquier entidad financiera es su reputación. Un factor esencial de dicha reputación es la forma en que cada uno de sus empleados se presenta a clientes, compañeros de trabajo y al público en general.

Además, los clientes mantienen el contacto inicial con la entidad financiera a través de sus empleados, o por lo menos a través de algunos grupos de empleados con funciones representativas. De esta forma, serán la imagen que la entidad ofrece al exterior.

La vestimenta es un componente importante de la comunicación no-verbal. Una vestimenta y una imagen cuidadas, así como un comportamiento educado y seguro transmitirán información de gran relevancia sobre la empresa, y además probablemente transmitirá algunos de los valores y cultura de esa empresa.

En un primer momento, las personas somos influenciadas por estímulos visuales. Una imagen exterior que roce la perfección puede crear una sensación de tranquilidad interior y de confianza.

Es por esta razón, y por la importancia que tiene una primera impresión, que todas las entidades financieras cuidan al detalle la vestimenta de sus empleados, ya que transmiten la idea de profesionalidad.

Un candidato en un proceso de selección tendrá que tener en cuenta todos estos detalles, ya que deberá presentarse en la forma en que la empresa considera  que deben presentarse sus empleados.

La etiqueta para hombres consiste en un traje clásico de dos partes – chaqueta y pantalón – a combinar con camisas clásicas, corbatas a juego, cinturón, calcetines oscuros y zapatos tradicionales y bien cuidados.

  • El traje podrá ser de dos o de tres botones, deberá ser de colores oscuros (azul marino, gris), lisos, con rayas (no muy llamativas) u ojo de perdiz (también muy poco llamativo).
  • Deberá estar bien planchado, limpio y bien ajustado a la persona.
  • La camisa deberá ser de colores claros. Podrá tener rallas o cuadros pero finos y poco visibles.
  • La corbata deberá ser clásica e ir a juego con la camisa.
  • El cinturón deberá ser negro y con hebilla pequeña y tradicional.
  • En cuanto a los zapatos, deberán ser negros y clásicos (ej. Zapato normal de cordón, mocasines, etc…).
  • Será también de vital importancia el cuidado e higiene de la persona. Deberá estar bien peinado, afeitado, duchado y con higiene personal.

La vestimenta de las mujeres estará menos restringida, ya que podrán optar entre más opciones. Consistirá también en colores oscuros o claros, pero siempre de corte clásico. Podrán elegir entre falda y pantalón, combinados con camisa y chaqueta.

RELACIONADOS