Cultura y Sociedad 


La energía azul: tecnologías (II)

Como comenté en la primera parte del artículo, dos son las tecnologías empleadas para el aprovechamiento de la energía procedente de la diferencia de salinidad entre agua dulce y salada. Tenemos la denominada presión retardada por ósmosis (PRO) y el método de electrodiálisis inversa (EDI). Ambas tecnologías tienen en común la necesidad de uso de membrana o membranas específicas, y es por ello que el principal obstáculo a resolver, o principal desventaja, es la obtención de materiales adecuados para fabricarlas a la vez que sea rentable el proceso, tanto económicamente como energéticamente.

Presión retardada por ósmosis

La tecnología PRO está en estos momentos siendo analizada por la empresa noruega Statkraft, la cual abrió en el año 2009 una planta piloto en Tofte (Noruega) para realizar sus estudios. Esta central en pruebas obtiene energía eléctrica mediante el bombeo de agua marina a un depósito, el cual está en contacto con una membrana semipermeable con un tanque de agua dulce procedente de un río. El agua dulce es capaz de atravesar  la membrana incrementando el volumen de agua en el depósito, de manera que este exceso de agua se envía a una turbina hidráulica para generar la electricidad.

http://youtu.be/cfxGRLtUcb4

 

Electrodiálisis inversa

La tecnología EDI se está desarrollando desde el año 2005 en Holanda a cargo de la compañía RedStack (spin-off de Wetsus), la cual tiene una planta piloto en la refinería de sal de Harlingen (Holanda) y tiene programada la construcción de otra en el dique holandés Afsluitdijk. La planta emplea el fenómeno inverso a la desalación de agua, usando para ello membranas selectivas para los iones de la sal. El agua salada y el agua dulce se ponen en contacto, por un lado, con una membrana de intercambio de aniones o iones negativos (siglas en inglés AEM) y una membrana de intercambio de cationes o iones positivos (siglas en inglés CEM) por el otro. Los aniones Cl de la sal sólo pueden pasar a través de la membrana de intercambio de aniones, mientras que los cationes Na+ sólo a través de la membrana de intercambio de cationes. Como resultado, surge un voltaje por la diferencia de las cargas positivas y negativas de forma similar a lo que ocurre en una pila, por lo que puede ser generada corriente eléctrica.

http://youtu.be/X2BtdtvLrjk

 

Las técnicas empleadas para obtener energía por medio del uso de agua salada y dulce, o energía azul u osmótica, tienen todavía que demostrar que pueden convertirse en comerciales. Si bien, su planteamiento mediante plantas piloto así como los estudios teóricos realizados al respecto, abren la posibilidad de que sea una energía renovable a tener en cuenta en el futuro.

 

Vía| Energiasmarinas, Power-technology, Physorg

Más información| Smaterscience, Scribd, Statkraft, RedStack

Imagen| Planta de energía osmótica, Electrodiálisis inversa

En QAH| La energía azul: una posible alternativa (I)Energía eólica: Pasado, presente y futuro de un recurso inagotable (I), La cadena de valor del suministro eléctrico (I): El sector, Eficiencia energética. Los sistemas de gestión ISO 50001

Vídeo| YouTube: earthrise – ‘How it Works”Animation: Osmotic Power, YouTube: Blue Energy Animation

RELACIONADOS