Coaching y Desarrollo Personal 


La empresa de la vida

Para llevar adelante una empresa, lo primero que hay que hacer es definir algunos aspectos fundamentales para que ésta no se venga abajo con el paso del tiempo y las dificultades.

Misión y Visión

Misión y Visión

Una empresa no puede existir sin tener en claro cuál es su MISIÓN. Es decir, el motivo por y para el cual existe. También debe conocer muy bien su VISIÓN, es decir, a dónde quiere llegar y qué imagen desea transmitir.

Pero no basta con definir sólo esos dos aspectos, pues para que el motivo de la existencia se mantenga y se alcance la meta final, se necesita trabajar, avanzar por un camino.

Planificar cada una de las pequeñas acciones de forma estratégica será muy útil, y un buen truco para saber qué y cómo planificar es establecer objetivos a corto plazo que permitan acercarse al objetivo mayor: la VISIÓN.

Organizar el desarrollo de cada actividad, tener a un encargado de Dirigirlas, Coordinarlas y Controlarlas va a servir para que el motivo existencial, es decir, la MISIÓN, no se bifurque ni se estanque.

Pero para que una empresa logre mantener su razón de ser y alcanzar su meta final no solo se necesita planificación. Es indispensable que alguien lleve a cabo y convierta en hechos todo lo planeado, enfrentando y buscando soluciones a los imprevistos que se presenten.

En una empresa todos son importantes. Desde el más grande estratega o director hasta el operario a cargo de la actividad menor. Y, desde su lugar, todos deben perseguir la meta final sin cambiar la razón de ser de la empresa.

Crea tu vida

Crea tu vida

Las personas somos como empresas. La diferencia es que primero necesitamos de la planificación, las estrategias y la acción para conocer nuestra misión y nuestra visión.

Tenemos una MISIÓN que a menudo nos es difícil identificar, y una VISIÓN que nos cuesta mucho conocer.

Pero por dentro, somos todos los operarios de nuestra empresa/vida que, trabajando en equipo, trazan un plan de acción, elaboran estrategias, organizan, coordinan y controlan actividades, y llevan a cabo lo planeado, enfrentando los problemas y adversidades.

Lo más importante es que no exista controversia entre nuestras acciones e ideas, y así, sabremos qué elegir ante las opciones que nos da la vida.

Entonces un día, nos encontraremos en la meta final, habiendo logrado mantener nuestra razón de ser y nos daremos cuenta de que, inconscientemente, siempre tuvimos presente nuestra MISIÓN y nuestra VISIÓN de vida.

Imagen| Misión y Visión   Crea tu vida

RELACIONADOS