Cultura y Sociedad, Historia 


La emisión más extraña de TVE

Uno de los primeros recuerdos televisivos que tienen buena parte de los  españoles que ya tiene una cierta edad es la entrevista que José María Íñigo realizó a Uri Geller la noche del 6 de septiembre de 1975 en Directísimo, programa que emitía TVE la noche de los sábados ente 1975 y 1976.

José María Íñigo y Uri Geller en el programa "Directísimo".

José María Íñigo y Uri Geller en el programa “Directísimo”.

Lo que vieron esa noche los españoles que se sentaron frente al televisor, que en estos momentos solo emitía un canal, fue a un joven israelí llamado Uri Geller que decía tener ciertos poderes que le hacían diferente a los demás. En concreto, la facultad de doblar objetos con la mente y la capacidad de encontrar petróleo, oro y minerales de forma sensorial o poner en funcionamiento antiguos relojes y transistores estropeados.

Este extraño personaje logró acaparar la atención de los espectadores, tanto que la emisión de este programa es considerada una de las más vistas de la cadena pública al alcanzar los 20 millones de telespectadores que desde sus casas fantasearon con poder doblar cucharas sin necesidad de ninguna fuerza. Lo que se pudo ver es como Uri Geller, considerado por muchos un ilusionista, dobló, con la ayuda de José María Íñigo, una cuchara como si esta fuese de plastilina, supuestamente con el poder de su mente.

Por el revuelo que se generó en la sociedad española, días después numerosos  especialistas realizaron declaraciones con sus teorías acerca de lo que ocurrió esa noche de septiembre en los estudios de Prado del Rey, como los que podemos leer en esta publicación de ABC del 9 de septiembre. Algunos afirmaron que Uri Geller trataba los metales con nitrato de mercurio para conseguir reblandecerlos,  otra de las hipótesis era que tal acto era simplemente un mero efectos óptico que junto al poder de la sugestión logró hacer ver a la audiencia algo que en realidad no fue como este mago o ilusionista intento hacer ver. Aunque se pueden encontrar testimonios que defendían que en sus casas habían vivido las experiencias de doblar la cuchara, incluso el propio José María Íñigo confesó que esa noche al salir del programa y al ir a abrir la puerta de su coche se encontró con la sorpresa de que la llave de su vehículo estaba doblada y no pudo lograr abrir la cerradura.

Fuese un truco o no, lo cierto es que este israelí, de 28 años en aquel entonces, logró que millones de españoles se sentaran frente al televisor y no parpadearan viendo doblar una cuchara, en un momento en el que el régimen franquista daba sus últimos alientos a la espera de la muerte de Franco.

 

Vía| Uri “mago” GellerUri Geller: la broma infinita en TV y Uri Geller. 

Imagen |La Cúpula del Trueno 

Vídeo | Youtube

RELACIONADOS