Economía y Empresa, Finanzas 


La economía en pareja

Bien es cierto que cada día existen más motivos por los que las parejas deciden poner fin a sus relaciones, hoy vamos a ver como analizar e intentar que las finanzas no sean uno de esos motivos.

En primer lugar debemos de saber si somos compatibles financieramente o no, esto que quiere decir, debemos de saber si los conocimientos y la forma de manejar el dinero de las dos partes de la pareja son compatibles.

Una vez veamos si son o no compatibles será el momento de tomar decisiones, por  un lado deberemos de ver cuál será la forma que tendremos de surtir de fondos a esa pareja y como se realizarán los gastos, así como de quién será la persona encargada de llevar a cabo las tareas de presupuesto y control de gastos, y es que dentro de las tareas de una pareja, al igual que se reparten las tareas de comprar, limpieza, hacer la comida, etc, el control de la economía de la pareja debe ser una de ellas.

De todos modos, al igual que el resto de cosas no es algo del que una parte se ocupe y la otra se despreocupe, ambas deben participar de las decisiones y deben estar al tanto de lo que ocurre en la economía familiar.

Una de las decisiones más importantes es la de saber como llevar a cabo la gestión del dinero, de forma conjunta, todo es de la pareja o de forma separada, cada uno tiene su patrimonio, sus ingresos y sus gastos, y aportan unas cantidades a una cuenta común de la que se dispone para los gastos que se tengan. La importancia de esta decisión es de una magnitud muy grande, dependerá de muchos factores, pero quizás dos de los más relevantes sean:

– Alguna de las partes tiene negocios propios: Si una de las partes tiene negocios propios, una mala situación financiera puede llevar a arruinar a la otra parte si se tiene todo en común, mientras que si está separado evitaríamos un punto  contra la estabilidad de la pareja.

– Ambas personas aportan lo mismo: Si ambas aportan lo mismo (patrimonio, ingresos y gastos), entonces la cuenta conjunta sería una situación ideal, en caso contrario, la existencia de una cuenta conjunta podría acarrear problemas por querer tener situaciones de dominio por aquella persona que aporta más.

Imagen| Finanzas para todos, despilfarro

Mas Información| Las finanzas en pareja y el matrimonio

En QAH| ¿Cuáles fueron los motivos del cierre de RTVV?

RELACIONADOS