Economía y Empresa 


La economía colaborativa

La economía colaborativa se define por sí misma, se trata de un modelo basado en la colaboración entre sus participantes. Lo que prima en este caso no es tanto el beneficio económico sino el intercambio de bienes o servicios que ambos implicados necesitan cubrir en un momento determinado.

Hemos pasado de ser una sociedad con un consumo de bienes y servicios excesivo a una sociedad en crisis que necesita ahorrar en todo lo que pueda, bien compartiendo coche, adquiriendo productos de segunda mano, etc. Aprovechando las ventajas que ofrecen las redes sociales para conectar a miles de personas con un coste 0, este tipo de intercambios ha ido creciendo exponencialmente hasta hacerse un hueco en la economía actual.

TIPOS DE ECONOMÍA COLABORATIVA:

Podemos distinguir 4 grandes grupos dentro de la economía colaborativa, en base a los bienes y servicios que se intercambien y cómo se intercambien:

  • Compartir un producto: no se adquiere el producto en sí, se disfruta del mismo. Es el caso de aquellos que comparten coche en BlaBlaCar o los que comparten piso en vacaciones con AirBnB.
  • Vender o intercambiar productos: en este caso sí se adquiere el producto, suelen ser artículos de segunda mano que siguen estando en buen estado pero no se utilizan. Siguen abundando las apps donde se intercambian productos por dinero como Wallapop o Vibbo. Sin embargo, las apps de trueque como Swapp se abren camino poco a poco.
  • Compartir servicios: aprender idiomas gracias a la interacción con otras personas se ha convertido en un método escogido por muchos que no pueden comprometerse a cumplir unos horarios o quieren aprender a su ritmo, HelloTalk ofrece esta posibilidad. También es posible encontrar webs donde se ofrecen intercambio de trabajos, electricistas, pasear perros… o incluso Bancos del tiempo, donde los usuarios pagan con eso mismo, su tiempo.
  • Crowdfunding: crear una empresa desde cero es muy complicado, por este motivo, cada vez son más los que optan por este tipo de inversión. Gracias a la aportación de mucha gente se consigue financiar un proyecto. Existen varias formas de hacerlo, en algunas los inversores recuperan su aportación, en otras obtienen beneficios e incluso en otras la donación es totalmente a fondo perdido.

Economía colaborativa

VENTAJAS Y DESVENTAJAS:

La principal ventaja de la economía colaborativa es el ahorro de dinero, los productos y servicios ofrecidos en este tipo de plataformas (muchas de las cuales son gratuitas) tienen un coste mucho menor que el que podemos encontrar en tiendas, hoteles…

Además, el hecho de compartir nuestros bienes puede cambiar la visión consumista del mundo, adquiriendo menos productos que no necesitamos tanto como pensamos y dedicando ese capital a otros fines.

La principal desventaja es su falta de regulación, pese a que muchos coinciden en que este modelo ha llegado para quedarse, no le faltan detractores que se han visto afectados por estas nuevas plataformas de colaboración. Su falta de regulación afecta principalmente a los consumidores, que pueden no verse protegidos ante un mal servicio o cualquier otro inconveniente en la transacción, lo único que se puede hacer por ahora es asegurarse de que el vendedor tiene buenas referencias si no queremos que lo barato nos salga caro.

Vía| AMJ

Imagen| AMJ

En QAH| Sharing Economy” y su gran potencial

 

RELACIONADOS