Jurídico 


La dualidad del mercado de trabajo (III)

Por último, vamos a abordar el problema de la productividad de las empresas como colofón del análisis de la dualidad en el mercado de trabajo que he ofrecido con esta serie de tres artículos.

El problema de la productividad

productividadA estos problemas hay que sumar el que ya ha sido apuntado y que convierte a España en una verdadera excepción entre los países de nuestro entorno: la productividad. En España se trabajan muchas horas pero de manera menos productiva que en el resto de países desarrollados. Esta falta de productividad es un asunto demasiado complejo como para hablar de soluciones mágicas, pero hay algunos factores que convendría tener en cuenta para entender nuestra excepcionalidad:

  • El tamaño de nuestras empresas es demasiado pequeño. Esto implica que las actividades que la mayoría de nuestras empresas desempeñan han de ceñirse por fuerza a un riesgo relativamente bajo, pues no son capaces de grandes inversiones o de proyectos atrevidos que puedan propiciar resultados verdaderamente llamativos.

 

  • Nuestra inversión en I+D, tanto pública como privada, está cada vez más lejos de la media europea, por no hablar de los países que lideran la clasificación. No sólo hay que mirar al Gobierno de turno a la hora de preguntarse por la causa, sino que el pequeño tamaño de nuestras empresas dificulta asumir grandes inversiones en este campo.

 

  • La formación universitaria lleva años siendo discutida en España, pero no acabamos de dar con la tecla para la verdadera renovación. Mientras que los graduados en otros países desempeñan trabajos acordes con su cualificación, en nuestro país es cada vez más frecuente ver a licenciados (como mínimo) llevando a cabo trabajos que no requieren prácticamente formación. A su vez la formación profesional no acaba de despegar y situarse en el lugar que le corresponde, el de ser una alternativa seria a la Universidad.

 

  • La jornada laboral en España dista mucho de ser óptima, como demuestra el simple hecho de ser menos productivos trabajando más horas. A este respecto es muy interesante el ejemplo de empresas como Iberdrola, en la que el establecimiento de la jornada intensiva ha tenido como consecuencia el aumento de la productividad además de otras ventajas.

 

Todo ello no es más que un conjunto de apuntes que pueden ayudarnos a entender los problemas de nuestro mercado laboral, aunque la solución es otra historia para la que se requiere un esfuerzo colectivo muy grande y sostenido en el tiempo.

Como conclusión, y retomando lo que se dijo al principio, la dualidad es una de las causas de la disfuncionalidad de nuestro mercado de trabajo y a la vez consecuencia de una política laboral más coyuntural que estructural, y muy mediatizada por la influencia de sindicatos y patronal. Sin duda es deseable que la brecha entre trabajadores muy protegidos y trabajadores precarios se estreche, pero sin que ello suponga pérdida sustancial de derechos ni precarización generalizada.

 

Via|Público, Expansión, eldiario.es, foessa, Público, elmundo.es, Ministère de Travail

Imágenes|productividad

Más información| canalceo.com, elpais.comatlantico.fr

En QAH| ¿Es el mercado laboral español apto para jóvenes?, ¿conviene ajustar el salario a la productividad del trabajador?, la dualidad del mercado de trabajo (I), la dualidad del mercado de trabajo (II)

RELACIONADOS