Jurídico 


La Detención Preventiva

La libertad, amen de ser un principio básico del derecho natural del hombre, viene reconocida en nuestro derecho positivo con rango constitucional como Derecho Fundamental, concretamente en el artículo 17 de la Constitución Española (C.E.) “Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley.”

Por tanto, nadie puede mermar la libertad física o ambulatoria de otra persona, todos somos libres por naturaleza y por nacimiento. Excepto cuándo cometemos un acto ilícito que daña a otra persona, o a su patrimonio. Porque nuestra libertad debe respetar el ordenamiento jurídico, así como los derechos y libertades del resto de personas.

deten2Una forma de mermar la libertad de una persona la constituye el hecho físico de su detención, es decir, que se detengan sus movimientos y se le retenga en un espacio determinado, bajo vigilancia. Desde luego, esta medida de privación de libertad procederá únicamente en el caso de que alguien cometa un ilícito que debe ser investigado por la autoridad competente, pero deberán guardarse distintas garantías reconocidas también a nivel constitucional y legal.

De esta manera, el mismo artículo de la C.E. en su punto 2 indica que “La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial.”

Es decir, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pueden detener a una persona, mermando por tanto su derecho fundamental a la libertad, durante un plazo que según indica la ley será el “estrictamente necesario” para esclarecer hechos delictivos, y con un máximo de 72 horas en cualquier caso.

En su punto tercero el art. 17 CE indica que al detenido se le informarán de inmediato de sus derechos, de las razones de la detención, y de su derecho a no declarar, así como a ser asistido por un abogado, debiéndosele facilitar asistencia letrada en las diligencias policiales y judiciales.

deten1La ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), en sus arts. 489 y ss. regula los casos en los que procede la detención provisional, y desarrolla la normativa procesal a aplicar.

Según el art. 490 LECrim cualquier persona puede detener a otra cuándo éste sea encontrado cometiendo un delito “in fraganti” o cuándo vaya a cometerlo, al fugado de prisión o al condenado en rebeldía. La autoridad o agente de la policía judicial podrá detener de manera provisional, además de los casos anteriores, al procesado por delito con pena de prisión superior a la de correccional, o bien al procesado por delito con pena inferior cuándo “sus antecedentes o las circunstancias del hecho hicieren presumir que no comparecerá cuando fuere llamado por la Autoridad judicial”.

Por último, la autoridad o agente de la policía judicial podrá detener de manera provisional a aquél que no estando aún procesado, concurran las siguientes situaciones: Que la Autoridad o agente tenga motivos racionalmente bastantes para creer en la existencia de un hecho que presente los caracteres de delito; que los tenga también bastantes para creer que la persona a quien intente detener tuvo participación en él.

Más información | Monografías   Todopenitenciario

Imágenes | Las Provincias Desdeelnibelheim

RELACIONADOS