Jurídico 


La demanda en el proceso civil: Requisitos, Efectos y Admisión (Parte I)

La demanda se puede definir como el acto procesal de la parte por el que se ejercita el derecho de acción y se interpone completamente la pretensión.

Los requisitos de la demanda varían en función del tipo de juicio que se trate, se distingue:

  • Demanda del juicio ordinario
  • Demanda sucinta, propia del juicio verbal

La DEMANDA DEL JUICIO ORDINARIO es la que se denomina completa. Para saber qué requisitos tiene que tener la demanda hay que acudir al artículo 399 del Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC). Lo desglosamos de la siguiente forma:

En primer lugar, la demanda debe concretar las partes del proceso. Actor es la parte que interpone la demanda, y demandado es la parte ante la cual se interpone la demanda. Por lo tanto, se deben consignar los datos y circunstancias de identificación del actor y el demandado, su domicilio o residencia en que puedan ser emplazados.

La demanda ha de dirigirse y presentarse ante el órgano judicial que el actor crea que tiene jurisdicción y competencia.

A continuación, se hace mención del nombre y apellidos del Procurador y del Abogado, cuando intervengan. Además ha de estar firmada por ellos.

La demanda ha de constar de la “causa paetendi” y el petitum.

La causa paetendi se entiende como el conjunto de acontecimientos de la vida real que son tenidos en cuenta por la normal jurídica correspondiente para establecer una determinada consecuencia jurídica.

Dentro de la misma se descompone en dos aspectos:

  • Fundamentos de hecho. Han de narrarse de forma clara y ordenada, así como los documentos, medios o instrumentos que se aporten en relación a los hechos. Se formulan también valoraciones o razonamientos sobre los hechos, si parecen convenientes.
  • Fundamentos de derecho. Se refieren al asunto de fondo planteado, se incluyen con la adecuada separación, las alegaciones que procedan sobre la capacidad de las partes, representación, jurisdicción, competencia y la clase de juicio que se deba sustanciar.

El petitum es la declaración de condena que se pretende respecto de la parte contraria. En el caso de que sean varios los pronunciamientos que se soliciten, se expresarán con la debida separación.

En cuanto a la DEMANDA SUCINTA del juicio verbal, hay que mencionar que recientemente la LEC ha sido reformada en lo dispuesto en el artículo 437, que explica la forma de la demanda sucinta, la reforma ha sido operada por la Ley 42/2015 de 5 de octubre.

La demanda sucinta se realiza con los mismos requisitos que hemos visto anteriormente, el artículo hace una remisión a los mismos. Sin embargo, hay una excepción. En los juicios verbales donde no se actúe con abogado y procurador el demandante podrá:

  • Formular la demanda consignando los datos y circunstancias de identificación del actor y del demandado, así como sus domicilios. Y se fijan con claridad y precisión los hechos fundamentales en que se basa la petición.
  • O bien formular la demanda cumplimentando impresos normalizados que se hallarán a su disposición en el órgano judicial correspondiente.

Hay que resaltar que en la demanda sucinta no se piden los fundamentos de derecho, como si lo exige la demanda que se presenta en juicio ordinario. En la demanda sucinta se aplica el principio “da mihi factum, dabo tibi ius”, dame los hechos que te daré el derecho.

El apartado tercero de este artículo también incluye el caso en que en la demanda sucinta se solicite el desahucio de finca urbana por falta de pago de rentas o de cantidades debidas.

Dejo una interesante imagen explicativa de la demanda sucinta.

Continuaré con la explicación de los efectos y la admisión de la demanda en la parte II de este artículo

Imagen | demandantes y demanda sucinta

Vía | Ley de Enjuiciamiento Civil

RELACIONADOS