Economía y Empresa 


La crisis del Excel: austeridad vs estímulo

En los últimos días, los economistas nos hemos convertido en centro de atención a raíz de la polémica suscitada por dos estudios de  prestigiosas universidades norteamericanas, Harvard y Massachusetts, sobre el efecto en el crecimiento económico de las políticas de austeridad fiscal.

Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, economistas de Harvard,  publicaron un artículo en el 2010 denominado “Growth in a time debt” (crecimiento en una época de endeudamiento) que identificó un punto de inflexión para el endeudamiento máximo que puede admitir la economía de un país. Reinhart y Rogoff calcularon tasas de crecimiento del PIB de una veintena de países durante el periodo 1946-2009, las compararon con los niveles de endeudamiento público y descubrieron que la tasa de crecimiento promedio oscila entre un 3 y un  4% cuando el endeudamiento público es inferior al 90 % del PIB, en cambio, más allá de ese nivel, el PIB decrece hasta una tasa del -0,1%. En el estudio no explican las razones de este salto cuantitativo pero para ellos la conclusión es clara: la máxima prioridad para poder crecer es reducir el endeudamiento.  Este análisis económico se ha convertido en el más influyente de los últimos años, ha servido de base para justificar la aplicación de políticas de austeridad fiscal en EEUU y ha sido uno de los pilares teóricos sobre los que la UE ha edificado sus políticas de ajuste.

EXCELLa polémica saltó cuando el pasado 16 de abril The Washington Post publicó que un estudio de la Universidad de Massachusetts revelaba graves errores de cálculo de Reinhart y Rogoff. Un estudiante de doctorado en economía, Thomas Herndon, publicó junto a Michael Ash y Robert Pollin un documento titulado “Does High Public Debt Consistently Stifle Economic Growth? A Critique of Reinhart and Rogoff” (¿Una elevada deuda pública ahoga consistentemente el crecimiento económico? Una crítica de Reinhart y Rogoff) en el que trataron de repetir el ejercicio estadístico y se encontraron con varios problemas:

  • Un error de cálculo en la hoja Excel que utilizaron para obtener las conclusiones.
  • Un sistema de ponderación muy discutible en las tasas de crecimiento de los grupos de países.
  • Omisión de observaciones de países como Canadá, Nueva Zelanda y Australia que sí experimentaron un fuerte crecimiento en periodos en los que su deuda fue también elevada.

Reinhart y Rogoff reconocen el error de Excel pero aseguran que ello no afecta gravemente a las conclusiones y mantienen su tesis de que existe una clara correlación entre alto endeudamiento y lento crecimiento.

Desde un punto de vista científico podemos concluir que se ha publicado un estudio que ha sido revisado descubriéndose que sus conclusiones eran erróneas, algo perfectamente normal dentro de la autorregulación del método científico. Pero el debate interesante, más allá del académico, es el de la política económica y la forma en la que -sin realizar un riguroso estudio de cada situación- se toman decisiones respecto a la conveniencia o no de políticas de austeridad fiscal. No es necesario hacer un doctorado en economía para comprender que una elevada deuda limita el crecimiento porque hay que destinar buena parte del dinero al pago de intereses, pero una correlación negativa entre deuda y crecimiento no significa necesariamente que la deuda elevada sea la causa de un crecimiento lento, en Japón ocurrió justamente lo contrario, el país se endeudó enormemente después de que su crecimiento se hundiese a principios de los noventa.

La recuperación económica parece que no llega, tenemos alarmantes cifras de paro y la salida de la crisis requiere reformas, solidaridad y reflexión. Es obvio que tenemos que desendeudarnos, el problema consiste en el ritmo al que debemos hacerlo para no dañar, o dañar lo menos posible, el crecimiento. En la UE tenemos, además, un problema añadido, debemos hacerlo combinando países que tienen intereses políticos a menudo divergentes.

Vía |La ciencia y sus demonios

Más información| El País, El blog Salmón, Nación, El diario

Imagen| El blog Salmón, Excel

RELACIONADOS