Especial Crisis Económicas de la Historia, Historia 


La Crisis de la Grecia Arcaica

Mapa de Grecia en el período arcaico Crédito:bloganavazquez2

Mapa de Grecia en el período arcaico
Crédito:bloganavazquez2

La época de la Grecia arcaica (s. VII y VI a.C.) es un período de convulsión social. Un largo período de cambios, que se acabó por definir como stasis. Un período en el que aquellos que no ostentaban el poder, en la polis aristocrática, se van a volver en contra del control político y económico de la aristocracia. Tres son los síntomas que caracterizaron el período: stenokhoría, eunomía y la reforma hoplítica.

Tras la desaparición de la monarquía y la llegada de la polis aristocrática se produce un proceso de reconversión de tierras que dará lugar a la Stenokhoría (hambre de tierras). Pasando del cultivo de cereal al de la vid y el olivo. Esto va a provocar un proceso de endeudamiento y abandono de la tierra por parte de los pequeños propietarios incapaces de hacer frente al coste de los nuevos cultivos que tardan mucho más en ser rentables. La vid y el olivo, podían llegar a ser muy rentables, no daban de comer a la población. Como consecuencia de esta política agraria se produjeron hambrunas. La consecuencia principal de la stenokhoría será la colonización griega del mediterráneo en busca de nuevas terrenos cultivables.

No estamos ante un proceso de expansión imperialista, sino de un desesperado intento de supervivencia, como respuesta a la situación de carestía que se estaba dando en la Grecia continental. La colonización amplió el mundo griego, provocando un aumento del campo de actuación de la polis. A su vez, se implantaron nuevos sistemas políticos en las poleis como solución a la stasis: en primer lugar la oligarquía y después la tiranía. La colonización supuso ante todo, la movilización sistemática de recursos frente a una situación excepcional, por una parte. Y por otra, el traslado deliberado de población de un lugar a otro. En este momento se desarrolló el concepto de “ciudad ideal”, convirtiendo a las colonias en laboratorios para las nuevas teorías e innovaciones.

La Eunomía o fervor por plasmar las leyes por escrito fue otro elemento a tener en cuenta: la aristocracia conocía las leyes pero no las ponía por escrito, lo que explicaba la arbitrariedad en la aplicación de las mismas. La aristoi basaban su poder en la acaparación de las magistraturas, y la justicia se basaba en el conocimiento aristocrático de las leyes. Pero a lo largo del siglo VII, se produjo un proceso de proliferación de legisladores. Todos ellos aristócratas cultos, como Dracon o Solon. Buscaban definir y diferenciar la esfera pública de la esfera privada. Se dieron dos movimientos legisladores en este período: nomothetes y aysimnetes. Ambos sirvieron para solventar el vacío legal, aunque seguiría siendo insuficiente. Lo que se vio reflejado en el tránsito de la polis aristocrática hacia la polis oligárquica, que desembocará en la Tiranía y los Tiranos posteriormente. Los tiranos serán legisladores aristocráticos, que trataron de beneficiar a los pequeños y medianos propietarios, en busca de una salida a la stasis.

Un episodio clave para la democratización de la polis, fue la reforma hoplítica del s. VII a.C. Básicamente fue una reforma militar, encaminada a cambiar la forma de luchar que se daba hasta entonces. La de los “campeones aristocráticos” (uno contra uno), donde se despojaba al enemigo de riquezas, obteniendo gloria y botín. Tras la reforma este concepto de lucha individual se desterró. A partir de entonces se produjo una “guerra agraria”, donde se lucha por el control de la tierra. Es el momento de la creación de la falange (rodillo), afianzada sobre una idea: “un hoplita no sirve de nada por sí mismo, pero es muy eficaz junto a sus compañeros”. La reforma hoplítica unirá a la aristocracia con el pequeño y el mediano propietario. La reforma igualó por abajo a la sociedad, lo que será motivo de fricción. Si el ejército era de todo el mundo, la polis también era de todo el mundo. Se produjo pues como consecuencia un proceso de enfrentamiento del demos contra la aristocracia. Este sentimiento de igualdad desembocó en la tiranía.

La tiranía fue más una causa que una consecuencia de la stasis. Las tiranías ayudaron a clarificar el panorama de las poleis griegas, y a autodefinir a la sociedad griega. Lo cierto fue que la tiranía fue una forma coyuntural de la polis. Alejado del concepto actual, en la época arcaica, tirano será sinónimo de legislador. Casi sinónimo de rey. Serán ellos quienes liquiden el estado aristocrático, articulando definitivamente el desarrollo de la polis. En general, podemos hablar de la tiranía como de una institución legisladora. El triunfo de la tiranía se debió, sobre todo, a las revueltas populares contra los sistemas aristocráticos. Apoyados en el anhelo del demos hoplítico de conseguir el poder político. Toda su política estuvo encaminada a satisfacer a artesanos y comerciantes, así como a las facciones aristocráticas que les eran afines.

Nos encontramos ante un fenómeno estrictamente urbano, que se dio sólo en aquellas ciudades con un fuerte desarrollo político. Tanto la colonización como la tiranía, serán dos procesos que van a conducir directamente hacia la época clásica.

En colaboración con QAH| iHistoriArte

Vía| Dave Meler, Los albores de la civilización, ed. iHe, 2014 Zaragoza.

Imágenes| bloganavazquez

En QAH| Especial historia QAH: Introducción a las Crisis Económicas de la Historia¿Por qué fue importante la colonización griega?

RELACIONADOS