Tecnología y Social Media 


La conversión entre formatos 4:3 y 16:9

La conversión entre formatos 4:3 y 16:9

La conversión entre formatos 4:3 y 16:9

El ancho de la película, la relación entre el ancho y el alto de la misma y el número de sus perforaciones es lo que determina el formato en cine. La relación de la que acabamos de hablar se denomina relación de aspecto o aspect ratio. Cuando nace, la televisión adopta un formato de imagen con un aspect ratio 4:3, de acuerdo con el cine. El formato de 4:3 fue el original de las primeras películas cinematográficas y se basa en una relación de 1,33:1, es decir, que el ancho del fotograma es 1,33 veces su altura. Lo que conocemos como HD o televisión de alta definición se refiere al formato panorámico 16:9 (1,76:1). Pero, ¿cómo se realiza la conversión entre ambos aspectos?

Formatos 4:3 y 16:9

Formatos 4:3 y 16:9

Se emplean dos procedimientos para convertir los formatos de uno a otro: sin respetar el aspecto original o respetándolo. Sin respetar el aspecto original, se puede realizar mediante la expansión o comprensión, que implica la deformación de la imagen, o a través del recorte del ancho o el alto de la composición original. Expandimos horizontalmente cuando encajamos una imagen de 4:3 sobre una de 16:9, distorsionando la imagen original pero respetando el encuadre. Otra opción es hacer un zoom para que los bordes laterales coincidan con la pantalla de 16:9 y recortar por la parte superior e inferior de la imagen original. En este caso, el encuadre sí es modificado. Sin embargo, un aspect ratio de 16:9 tendrá que comprimirse para encajar en una pantalla de 4:3. Se puede recortar horizontalmente la imagen original para ajustarla al formato 4:3.

Letterbox y pillarbox

Letterbox y pillarbox

Respetando el aspecto original, las técnicas para la conversión de formatos se denominan letterbox (o técnica de buzón) y pillarbox. El primero es utilizado cuando se quiere que una imagen original en 16:9 se convierta en una de 4:3. Así que se añaden dos bandas negras horizontales arriba y debajo de la imagen. En el caso del pillarbox, las dos franjas que se añaden son verticales, a la izquierda y a la derecha de la imagen. Por tanto, se emplea esta técnica cuando se quiere insertar una imagen de 4:3 en una pantalla de 16:9.

Por supuesto, aparte de estas técnicas que, en un principio, pueden resultarnos algo “rudimentarias”, existen cámaras con grabación multiformato.

Vía | Armenteros, M. (Ed.). (2011). Postproducción Digital. Madrid: Bubook.

Más información | Formatos de cine y video, Los formatos de cine

Imagen | Formatos, 4:3 y 16:9, Letterbox y pillarbox

RELACIONADOS