Cultura y Sociedad, Historia 


La ContraArmada Inglesa (I)

La Contra Armada Inglesa, un hecho totalmente desconocido y olvidado por la mayoría de los historiadores del mundo y lo que es más lamentable, por el conjunto de la sociedad española.

La reina Isabel I de Inglaterra

La reina Isabel I de Inglaterra, en 1589, envió una armada mucho mayor que la enviada por Felipe II el año anterior contra ella, compuesta por más de 180 barcos y más de 25.000 hombres (la Armada Española constaba de 134 barcos y más de 22.000 hombres). De todos los barcos enviados contra España, regresaron a Inglaterra 102 y sólo un tercio de los hombres se presentaron a cobrar su paga, una vez desembarcados en Inglaterra.

Esta acción bélica de la Inglaterra de Isabel I, contra la España de Felipe II, pretendía cuatro objetivos fundamentales:
– Destruir los barcos en reparación de la Grande y Felicísima Armada Española, enviada por Felipe II contra Inglaterra un año antes (1588), que se encontraban en los puertos de San Sebastián y Santander.
– Atacar Lisboa y poner el en trono portugués al Prior de Crato, Don Antonio, pretendiente a la corona, destronando a Felipe II, el rey en aquellos instantes y recuperar la independencia de Portugal y su gran imperio colonial, a cambio de convertir al país luso, en un reino satélite de Inglaterra.
– Tomar alguna de las islas Azores. Esto último permitiría a Inglaterra tener una base permanente en el Atlántico desde la que atacar los convoyes españoles procedentes de América, lo que supondría un avance significativo hacia el objetivo más a largo plazo de arrebatar a España el control de las rutas comerciales hacia el Nuevo Mundo.
– Atacar a la Flota de Indias que venía cargada de plata y oro de las colonias españolas en América, para hacerse con el botín a la vez que produciría el colapso de las arcas españolas, muy necesitadas de ese cargamento.

Derrota de la Invencible inglesa contra Cartagena de Indias

Esto pudo significar un cambio drástico en nuestra historia y pudo convertir a Inglaterra en la potencia preponderante de la época, si hubiese tenido éxito en su empresa.

Muy a su pesar, la aplastante victoria española, al contrario de lo que nos enseñan los libros de historia, supuso el dominio aún mayor de nuestra armada sobre los océanos del mundo durante varios siglos más y lo más importante, el mantenimiento de su gran imperio colonial, con todas las ventajas que eso suponía. Además llevó a la quiebra inmediata, a las maltrechas arcas de Inglaterra al no recibir el botín esperado, que hubiera sufragado los cuantiosísimos costes de la operación bélica.

 

Vía| ContraArmada – Autor: Luis Gorrochategui Santos. Publicación de 1589: A true Coppie of a Discourse written by a Gentleman, employed in the late Voyage of Spain and Portingale

Imagen| Isabel I, Derrota Contraarmada

 

RELACIONADOS