Moda 


La británica ASOS lidera el mercado E-commerce

Nacida en el año 2000 en Reino Unido y bajo las manos de Nick Robertson y Quentin Griffiths, ASOS es la tienda online de ecommerce de moda más importante de las Islas Británicas. Ofrece más de 60.000 productos tanto para hombres como para mujeres. Además, no sólo distribuye bajo el nombre de su marca propia, sino que también trabaja con más de 850 marcas de terceros, pudiendo encontrar entre su stock, marcas como Vans, Calvin Klein o Jack & Jones.

A sus 14 años de edad, ASOS, se ha posicionado como una de las primeras opciones para los jóvenes de todo el mundo en cuanto a comercio electrónico de moda se refiere.
En la actualidad, ASOS está cambiando su estrategia comercial. La fortaleza de la libra frente al euro, así como la ralentización del crecimiento a nivel internacional, ha provocado una caída de sus ventas. Por ello, la compañía británica está estudiando llevar a cabo una reducción de precios a nivel internacional para relanzar las ventas. Aún así, la compañía espera cerrar el actual ejercicio económico con un resultado similar al obtenido en el ejercicio anterior, situado en torno a los 64 millones de euros.
asos.comNo sólo se encuentran entre sus estrategias internacionales, la citada reducción de precios. También tiene entre sus propuestas realizar mejoras en el servicio de atención al cliente, con novedades, como la devolución gratuita de sus productos, establecer un almacén europeo central en Alemania y desarrollar su plataforma tecnológica e invertir en su negocio en China.

Según ha explicado Nick Robertson, los resultados anuales de la compañía, se verán afectados tras la fuerte inversión en logística para entrar en el mercado chino (casi 11 millones de euros) y el incendio del pasado verano en su almacén central, que obligó a parar la producción durante varios días. A su vez, afirma, que aunque esto suponga un esfuerzo a corto plazo, este empeño se verá gratificado a largo plazo.
A pesar de todo, ASOS ha logrado mantener su cifra de negocio, que se ha situado en 1.231 millones de euros frente a los 971 millones de euros del ejercicio anterior. Al igual, las ventas se dispararon en un 22% a nivel internacional.

El principal objetivo actual de la compañía, que supera los 1.800 empleados en todo el mundo, es seguir creciendo mediante su internacionalización en los próximos años, y parece ser que lo está consiguiendo, puesto que los últimos datos que se tienen de la compañía son los referentes al primer semestre de 2014, en los que queda reflejado que tanto la facturación nacional como la del mercado internacional han registrado aumentos considerables en torno al 30%.

Parece ser que la británica del textil viene pisando fuerte, y en plena etapa de adolescencia, se está consolidando como una de las empresas top del e-commerce dentro del mundo de la moda.

RELACIONADOS