Historia 


La biblioteca de Alejandría

LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA

Con la llegada otoñal uno de los lugares más visitados son las bibliotecas, muros que desde hace siglos nos están dando acceso a la cultura, constituyendo una de las más importantes fuentes a la hora de promover distintos recursos educativos, dando acceso directo hacia la lectura e investigación ya que es un medio para la difusión y formación llevando estos al camino del conocimiento.

Distintas estancias de la biblioteca

Panorámica, biblioteca -ciudad cultural.  Es la segunda ciudad más grande de Egipto, dotaba de un enorme puerto abierto con la  isla de Faros y la cercanía al Nilo como centro de base naval influyeron en la decisión de Alejandro Magno para fundar Alejandría.  Anteriormente, los griegos ya comenzaron a cuestionar debatiendo por intentar desvelar enigmas existenciales investigando, la oratoria fue cuna de posteriores celebridades que en los siglos IV – V pensadores como Sócrates Platón y Aristóteles trabajasen  unidos. Todas sus enseñanzas son la base principal del pensamiento moderno, era el centro cultural  y económico del mundo antiguo, se tiene conocimiento que Alejandro fue discípulo de los pensadores anteriormente citados, siendo confiado por el rey Filipo cuando este tenía 13 años al filósofo Aristóteles que despertó en el una gran pasión por el conocimiento y saber, el conocimiento lo llego a considerar como un arma hacia el poder.  Al fallecer, Ptolomeo general de su confianza y que le sucedería en el gobierno de Egipto  decidió continuar con la biblioteca ya iniciada por Alejandro. Se inició con el una dinastía de reyes cuyos descendientes seguirían al mando aproximadamente durante unos 300 años.Los primeros ciudadanos de Alejandría eran egipcios, soldados macedonios, una gran comunidad judía e inmigrantes griegos; gracias a Ptolomeo, Alejandría empezó inmediatamente a reunir influyentes intelectuales de todo el mundo griego; Ptolomeo primero, era muy inteligente, se rodeó de un círculo de importantes hombres ilustrados en el campo de la literatura, la filosofía y la ciencia

El ORÍGEN DE LA BIBLIOTECA

Las bibliotecas de la antigüedad poco tenían que ver con las que hoy día estamos habituados, lo mismo que en su estructura y contenidos, parte de los elementos que la formaban eran tablillas de arcilla grabadas popularmente conocidos como “Pergaminos” encontrándose todo ello ubicado en un mismo edificio. La Biblioteca de Alejandría está considerada como primer centro de investigación y núcleo principal a nivel intelectual más importante de la antigüedad. La fundó Alejandro Magno en el año 332 a.c  después de su entrada en Egipto y haber conseguido poner fin al dominio de los Persas, la fundaron Ptolomeo I junto a su hijo Ptolomeo II en el siglo III a.C.

LA CIUDAD: Alejandría

Fue el primer centro de investigación, Alejandría invitaba a dignatarios de todos los continentes a estudiar en las salas de la biblioteca, los habitantes de la ciudad que la visitaban podían hacer allí gran parte de los trabajos basados en la artesanía, inclusive el incluir  actividades culinarias con el fin de aprovechar aún más su tiempo y coordinarse en horarios con los visitantes llegados de todo el mundo, actualmente , se cree que la biblioteca la componían cerca de unos 540 libros que estaban al cuidado del  poeta Calimaco de Cirene aumentando la cantidad dos siglos después, con la destrucción se perdió un rico patrimonio literario y científico, siendo uno de los mayores desastres a nivel cultural  que se hayan dado a lo largo de la historia.

Se desconoce la exactitud, dónde estaba ubicada la biblioteca, ubicándola al nordeste de la ciudad, en el barrio palaciego, la formaban varias salas dedicadas a distintas ramas, mandó edificar en su interior un jardín botánico, un observatorio astronómico y una sala donde estudiaban anatomía, entre sus alojamientos, disponía de habitaciones para así alojar cómodamente a sabios al mismo que hacían vida junto a estudiantes haciéndose cargo  del coste ocasionado la Casa Real, pues acudían Alejandría motivados por un crecimiento del saber  y del impulso intelectual. La biblioteca fue un altar culturalmente hablando, para la difusión de la historia, y a medida que iba aumentando en volúmenes aumentaba en importancia,  llegando a ser necesaria la construcción de un edificio anexo que diera cobijo a todo el material.  En el reinado de Ptolomeo III se decidió comenzar su construcción en una zona próxima al puerto, llamada Serapeum “Templo consagrado al dios Serapis”. El total de manuscritos que pudo llegar a albergar se calcula pudieron ser unos 700.000 catalogados y diferenciados según temática en los estantes de la “ bibliothekai” , se tiene conocimiento, el primer catálogo fue el referente a historia “ Pinakes” atribuyéndolo al filósofo Zenódoto, pues fue el primer  bibliotecario de Alejandría. Muy conocida del mismo modo era la colección que llego a reunir Aristóteles, la población, fue adquiriendo la costumbre de hacer donaciones a la biblioteca, compartiendo saberes, estaba dividida en 4 secciones: literatura, astronomía, matemáticas y medicina. De las anotaciones frecuentes que hacían los filósofos en los márgenes llegaron a crear nuevos apartados, que estaban al alcance de cualquier visitante para su lectura ya su práctica era muy frecuente el debate filosófico. Tenía aulas donde impartía lecciones e instrumentos astronómicos ubicados en los jardines los cuales reunían distintas cantidades de especies vegetales y zoológicas.

Una de las primeras traducciones que se hirieron sobre el antiguo testamento fue escrita en Alejandría, Ptolomeo II encargo a una serie de judíos sabios la traducción y copia de varios libros en los que venían leyes judías, a esta serie se la llamo “versión de los 70” , con los años, se dieron numerosas traducciones aunque muy poco tuvieron en común con las de origen. Entre sus visitantes más ilustres se encontraban Arquímides, Euclides, Hiparco, Claudio Ptolomeo y Galeno.

EL INCENDIO DE LA BIBLIOTECA

Con el paso de los años, ha supuesto una de las mayores catástrofes, de las más importantes en la historia de la cultura Occidental, en él se perdieron numerosas obras, hoy día no se sabe con exactitud la cantidad, por ello indagando solo se puede llegar a saber la formaban unos 42.000 rollos de papiros, y que estaban organizados en cantidades de 20 hojas. Se desconocen la causa y verdad que provocó el incendio, únicamente la fecha siendo entre los siglos III Y IV.

Sobre el Califa Omar, se comenta que pudo ser quien lo ordenara ya que entre sus argumentos se encuentra la versión que los libros de la biblioteca contradecían las leyes del Corán , por lo tanto los consideraba peligrosos, no debiendo estar expuestos en ningún lugar.

Julio Cesar, también provocó un incendio en el 48 a.C.  es en la época que el general romano colabora con Cleopatra para tramar una guerra civil con su hermano Ptolomeo , emprendiendo los primeros fuegos en las flotas egipcias que había en el puerto y de la que supieron que llevaba a la biblioteca unos 40.000 papiros.

El emperador Teodosio en la era cristiana  en el año 391 dio paso a la prohibición de las religiones paganas, siendo el obispo Teófilo de Alejandría el encargado de ordenar retirasen el material que había en las secciones.

En el 2003 la Unesco pidió la colaboración económica de varios países europeos junto a Egipto para intentar recuperar y formar una nueva biblioteca.

Vía| Xataka, Muy Historia

Imagenes| Wikipedia

En QAH| Alejandría, ahora la ves, ahora no la ves. Un mago en el ejército británico

RELACIONADOS