Cultura y Sociedad, Patrimonio 


La bella princesa: ¿un nuevo Leonardo da Vinci?

Tizas de colores y tinta negra fueron los materiales empleados por Leonardo para captar a la joven.

Tizas de colores y tinta negra fueron los materiales empleados por Leonardo para captar a la joven.

Su silueta no llamó mucho la atención cuando Christie’s la sacó a la venta en 1998. Desde una realización germana del siglo XIX hasta una falsificación del XX; estos fueron algunos de los calificativos que se dieron a la joven Bianca Sforza, hija ilegítima del Duque de Milán Ludovico Sforza. Nos regala su perfil mientras mira al infinito, quizás pensando en su futuro matrimonio con Galeazzo Sanseverino. Bianca, identificada escuetamente como “Retrato de dama”, pasó a las manos de un marchante de arte que pagó unos 21.000 dólares; toda una inversión al descubrirse que su autor fue nada menos que Leonardo da Vinci.

Pocos autores han despertado tanta literatura como él. Los especialistas en Arte demandan calma ante las teorías peregrinas y las atribuciones, muchas veces de película de espionaje. Pero parece ser que, efectivamente, este retrato realizado con tizas de colores y tinta sobre pergamino, sí pertenece a la mano de Leonardo. Así lo asegura el profesor de la Universidad de Oxford Martin Kemp, experto internacional sobre el pintor italiano y creador de Universal Leonardo, un interesante proyecto online.

Todo comenzó en 2007, cuando un apasionado del arte encontró el retrato en la galería del citado marchante y lo compró, emocionado por creer que estaba ante una obra renacentista. Fotografió el pergamino y envió la imagen a Kemp, el cual afirma que recibe miles de emails de gente que asegura haber encontrado un Leonardo. Pero Kemp sintió algo cuando vio la obra y viajó a conocerla. El sentimiento se acrecentó: estaba ante un Leonardo.

Estudiándola, Kemp encontró una hendidura semicircular en el margen izquierdo, señal de que el folio había pertenecido a un volumen alguna vez. Decidió embarcarse en una aventura que llamó “la aguja en el pajar”: buscar un manuscrito del siglo XV al que le faltase una hoja. Dicho así, parece algo totalmente absurdo e irrealizable. Pero el profesor tuvo éxito cuando, movido por la corazonada de que la modelo era una Sforza, viajó a Varsovia, donde visitó la Biblioteca Nacional de Polonia. Allí se encuentra la Sforziada, un libro sobre la historia de la familia. Nuevas marcas microscópicas se descubrieron en el borde del folio, las cuales coincidían perfectamente con las costuras del volumen antiguo. Por si fuera poco, los pergaminos resultaron ser del mismo tipo, fechados en el siglo XV.

Kemp estudia el folio y el códice durante el documental realizado por National Geographic.

Martin Kemp estudia el folio y el códice durante el documental realizado por National Geographic.

Tras el análisis científico llegó el estilístico. El peinado de la joven, un recogido con larga coleta ceñido con cintas, estuvo muy de moda en la corte de Milán durante la década de 1490. Kemp pensó inmediatamente en el año 1496, cuando se celebraron las nupcias de Bianca y Galeazzo: era costumbre ir engrosando el volumen familiar con las celebraciones. Así, el retrato de la joven se revelaba como un regalo de boda del pintor asociado a la familia, que en aquél entonces no era otro que Leonardo. La finura de los rasgos femeninos o el uso matizado del color casan sin duda con el estilo del toscano.

A pesar del descubrimiento de Kemp, enunciado en 2011, muchos se niegan a aceptar la obra como un Leonardo. El propio profesor siempre se ha mostrado comedido, aunque se mantiene firme en su creencia. National Geographic dedicaba el año pasado un documental al proceso de la investigación, titulado ‘La Bella Principessa’. Kemp reconoce que, frecuentemente, en las atribuciones intervienen muchos factores: los egos, el gusto personal o incluso los procesos judiciales. Porque ahora Christie’s piensa reclamar parte del valor de la obra que ellos no supieron (o no quisieron) identificar.

Mientras tanto, el misterio sigue rodeando a la joven Bianca, que quizás algún reciba el trato que merece.

Vía| The Guardian;

Más información| National Geographic; Noticias Curiosas

Imagen| Blogspot; National Geographic

RELACIONADOS