Historia 


La Batalla de Waterloo, el fin del imperio napoleónico

El emperador Napoleón Bonaparte (Ajaccio, 15 de agosto de 1769– Santa Elena, 5 de mayo de 1821), tras la derrota y fracaso en España, cayó derrotado en la Batalla de las Naciones en octubre de 1813, cerca de Leipzig (Alemania) por lo que le condujo a abdicar y exiliarse en la Isla de Elba (Italia).

La_bataille_de_Waterloo

Cuadro sobre la Batalla de Waterloo, en la que se enfrentan los ejércitos ingleses y franceses.

Tras volver de su exilio, regresa a París manteniendo su título de Emperador por segunda vez, con el apoyo del pueblo y del ejército. Sin embargo el Congreso de Viena, viendo la situación y el posible futuro que prevé, forma una alianza y coalición internacional formada por: Austria, Rusia, Gran Bretaña y Prusia para capturarle por lo que despliegan sus ejércitos en los Países Bajos. Así pues, Napoleón decide invadir y atacar estos territorios antes de que la coalición se reúna mejor y forme un bloque más serio y compacto, así pues, estos son los preámbulos de la Batalla de Waterloo, en Bélgica en junio de 1815.  En total, participaron 123.000 hombres y 366 cañones por parte de los franceses; 117.000 prusianos y 296 cañones, más 110.000 aliados y 222 cañones. Las bajas totales (incluyendo desertores, prisioneros y heridos graves) fueron para los franceses de unas 60.000 y para los aliados unas 55.000.

Palacio-de-versalles-cuadro-la-batalla-de-waterloo-napoleon

Napoleón Bonaparte en el campo de batalla de Waterloo.

El 14 de junio, las tropas francesas estaban bien asentadas y comenzaron a  ocupar zonas prefijadas sin apenas mucha resistencia. Durante los días siguientes es donde empieza la batalla a gran escala, el ejército francés atacó a los prusianos en Ligny, y a las tropas inglesas de Wellington en Quatre Bras, el resultado fue bastante satisfactorio para las tropas francesas. La táctica de Napoleón fue un acierto total,  separar a los dos aliado, encajonar al ejército inglés entre dos colinas e impedir que el ejército prusiano ayudara al inglés. Napoleón se sentía casi victorioso y comentó a sus ayudantes: “mañana cenaremos en Bruselas”. Wellington, por otro lado, en su tienda de campaña y mirando el mapa dijo: “el maldito me ha tendido una trampa”.

Durante el trascurso de la guerra podemos decir que había un gran empate táctico entre los dos ejércitos: en el bando inglés, el ejército no perdió grandes territorios ni se vio demasiado ahogado y ni sufrió un ataque tan repentino, lo que intentaban las tropas francesas era descoordinar y aflojar los ánimos de los soldados ingleses. El otro ejército, el francés, no supo utilizar su mejor arma, la Guardia Imperial, en esos momentos amargos del ejercito inglés, la entrada de esta parte del ejército podría haber cambiado la situación de la batalla. Mientras que el ejército francés atacaba al inglés, las tropas prusianas rodeaban a los escuadrones del general Grouchy, la táctica Blücher le salió perfectamente, Grouchy buscaba a su enemigo sin saber donde estar, por lo que a partir de ahora, la batalla serían dos contra uno.

La Batalla de Waterloo cambió drásticamente para los franceses, de estar a punto de poder ganarla días anteriores a perderla. Con los esfuerzos titánicos, Blücher logró una hazaña considerable: recorrer a toda velocidad la distancia que le separaba del campo de batalla y llegar junto a Wellington antes del final de la contienda. Los prusianos aparecieron por sorpresa en el ala derecha del frente francés. Ni siquiera las tropas mejores de Napoleón pudieron vencer ante el caos al que se sometían. La batalla de Waterloo había terminado y Napoleón Bonaparte había perdido.

Napoleón Bonaparte, fue de nuevo exiliado, llevado a una fría y tosca isla, la Isla de Santa Elena, sabía perfectamente que ya no volvería a ver el continente europeo, ni París, ni su natal isla de Corcega, Napoleón Bonaparte murió el 5 de mayo de 1821, a los cincuenta y un años.

Vía| JotDown I, JotDown II, El Correo

Más información| BARBERO, ALESSANDRO, La Batalla: historia de Waterloo, Ed: Destino, 2004

Imágen| Ejércitos en WaterlooNapoleón Bonaparte en Waterloo

RELACIONADOS