Historia 


La batalla de Carrhae (Carras)

Situació aproximada del campo de lucha en las cercanías de Carrhae.

Situació aproximada del campo de lucha en las cercanías de Carrhae.

La república romana nació en el año 509 a.C. con la expulsión del séptimo y último monarca romano. Tras eso empezó de forma sistemática la conquista de la península itálica, usándose de las legiones formadas por ciudadanos reclutados que podían permitirse comprar las armas necesarias y una armadura. Pero fue durante la república media que la expansión empezó a accelerarse y los romanos ganaron territorio mediante numerosos éxitos militares. Pero las derrotas tampoco fueron pocas y aunque sirvieron para una mejora en las tácticas y en el planteamiento del ejército, fueron penas dolorosas y permanentes.

Una de las derrotas más famosas y la última antes de que la república se convirtiera en imperio fue la batalla de Carrhae en el año 53 a.C. que representó la victoria decisiva del comandante parto Surena sobre el general Marco Licinio Craso en la cercanía de la ciudad de Carrhae (hoy en día Harran, Turquía).

Marco Licinio Craso era gobernador de Siria por aquel entonces y formaba parte del primer triunvirato (una alianza política no oficial) junto a Julio

Busto de Marco Licinio Craso.

Busto de Marco Licinio Craso.

César y a Pompeyo. Durante aquella época los romanos eran el mayor poder del mundo antiguo, sus territorios casi rodeando el mar Mediterráneo, y por ello se aventuraron a conquistar también el este. El senador Craso emprendió el viaje hacia Partia en el año 55 a.C en busca de la gloria militar de la que no gozaba y del oro oriental, a pesar de ser ya el hombre más rico de Roma.

Tras varias victorias contra el ejército parto empezaron a perseguir a los enemigos en su propio territorio. Eso se convertiría en algo fatal para los romanos que, sin estar acostumbradoas al clima desértico y teniendo dificultades para encontrar comida, empezaron a flanquear frente  los partos y su sistema de lucha de guerilla.

Dibujo de catafracta.

Dibujo de catafracta.

Cuando los romanos retomaron su marcha  los generales partos planearon tender una trampa en una zona desértica con espacios más que suficientes para esconder a la mayor parte de sus tropas. Una vez adentrados en Carrhae la caballería ligera empezó a atacar y, para intentar reducir las pérdidas, las tropas se movilizaron tomando la formación tortuga, extremadamente eficaz contra los arqueros.

Pero aquello había sido tan solo una diversión para que la caballería pesada, en el oriente siendo formada por unidades de soldados catafractas que, junto a sus caballos, estaban cubiertos casi en totalidad por armadura, avanzara tanto por delante como por detrás y atacaran a los romanos que, estando aún en formación tortuga, eran muy vulnerables a cualquier ataque directo.

La lucha fue extremadamente sangrienta, los romanos estando entre la espalda y la pared y siendo finalmente masacrados por la primera ola de catafractas. En cuanto al comandante Craso, se dice que los partos le vertieron oro fundido por su garganta haciendo mofa a su fama de avaro. En la batalla de Carras los romanos perdieron aproximadamente 20.000 hombres y otros 10.000 fueron tomados prisioneros.

Vía| Ross Cowan – Roman Battle Tactics 109BC-AD313 (Osprey Publishing, 2007)

Imágenes| Mapa; Busto de Craso; Catafracta

 En QAH| Roma: El génesis de un Imperio

RELACIONADOS