Economía y Empresa 


La balanza de pagos española

El concepto de balanza de pagos, consiste en un registro de las transacciones económicas entre los residentes de un país y los del resto del mundo. Contabiliza los ingresos y gastos por distintos conceptos que afectan tanto a operaciones corrientes(compra-venta de bienes) así como las operaciones financieras.  La balanza de pagos se divide a su vez en cuatro subdivisiones:

a) Cuenta corriente: registra los cobros y pagos procedentes del comercio de bienes y servicios y las rentas en forma de beneficios, intereses y dividendos obtenidos del capital invertido en otro país

b) Cuenta de capital:  En ésta se recogen las transferencias de capital y la adquisición de activos inmateriales no producidos. Las transferencias de capital engloban todas aquellas transferencias que tienen como finalidad la financiación de un bien de inversión, entre ellos se incluyen las inversiones recibidas desde el extranjero para la construcción de infraestructuras.

c) Cuenta financiera: Registra la variación de los activos y pasivos financieros

d) Cuenta de errores y omisiones: La cuenta de errores y omisiones abarca lo que se conoce como el capital no determinado, es un ajuste por la discrepancia estadística de todas las demás cuentas de la balanza de pagos. Es decir, una especie de cajón desastre.

d

Las principales características de la balanza de pagos española son:

– El saldo de la cuenta corriente de la balanza de pagos española presenta en su evolución una clara tendencia al déficit. Se debe, en gran parte, al saldo de la balanza comercial (exportaciones-importaciones). Es por ello que en el pasado, muchas de  las políticas económicas tendentes a solucinar este problema, se caracterizaron por una protección al exterior ( por ejemplo aumentando los aranceles, devaluando la moneda para que sea más difícil comprar al exterior y más facil vender, etc. llegando en muchas ocasiones a una clara intervención pública. Sin embargo, con la entrada en la UE, la toma de esas medidas acabó desapareciendo como consecuencia del Mercado Único.

-Uno de los principales motores y componentes de las exportaciones española es el turismo. Éste es un turismo estacional, lo que tiene una fuerte repercusión sobre la balanza, concentrando gran parte de los ingresos en un determinado periodo de tiempo.

– El comercio exterior español se orienta primordialmente a la UE(75%), y el 65% de nuestras importaciones provienen de la UE.

– Por normal general somos un país exportador de alimentos e importador de productos energéticos ( petróleo, gas…).

d

Las principales causas de nuestro déficit comercial son:

– Elevada concentración de nuestras exportaciones a la UE. Esto se ha puesto de manifiesto recientemente con “la crisis del pepino”. El problema de no diversificar las exportaciones tanto en productos como en paises, conlleva un riesgo elevado de grandes pérdidas cuando nuestro principal comprador no escoge nuestro producto.

– La elevada dependencia energética ( en especial del petróleo y el gas) que hace muy vulnerable la balanza frente a las fluctuaciones de precios de dichas energías.

– Reducida proporción de productos de alta tecnología en nuestras exportaciones.

– La menor capacidad compensadora del saldo del turismo y de las transferencias corrientes.

Imagen| Gestion
RELACIONADOS