Coaching Profesional 


La Arquitectura del Vacío

 

Desde antes de Heráclito en Grecia, antes que Lao-Tsé en China, antes de las culturas precolombinas y del antiguo Egipto, e incluso que la civilización Sumeria, ya se conocía el concepto de la dualidad entre las cosas, la teoría de los contrarios como unidad de los opuestos. La existencia de esta tensión puede llegarse a comprender tanto dentro como fuera de nuestro planeta gracias a la física cuántica, la filosofía, la psicología, etc.

Caja metafísica de Oteiza

Caja metafísica de Oteiza

Pero con este artículo no quisiera defender lo contrario ni seguir generando este argumento con otros ejemplos. Quisiera respaldar la importancia de un opuesto que apenas consideramos, que raras veces percibimos, y es el vacío, el mismo que acaba llenando todo lo que conocemos.

Pero, ¿qué es realmente el vacío? ¿Acaso no es nada? No existiría entonces… ¿verdad? La verdad es tal que llega a ser casi todo en este universo. De no existir,  no conoceríamos música alguna por no haber silencio, ni siquiera la vibración propagada del sonido llegaría a nuestros oídos. En las ciudades no habría arquitectura por ausencia de espacios libres, lo que lees sería una página en negro, y es que todo sería de este “color”. ¿Sabías que más del 99% de tu cuerpo es vacío?

Ya lo afirmó A. Einstein: “el mundo físico no es sino una manifestación del mundo inmaterial”. Toda materia se compone de haces de energía que no cesan de vibrar. Estas vibraciones son sistemas de información codificada que forman partículas subatómicas a las que llamó “cuerdas”. Éstas forman los átomos, moléculas, enzimas, células, órganos, seres vivos, planetas, galaxias, etc. ¿No es realmente asombroso que nuestro cuerpo sea tan espacioso como el universo? Lástima que la física aún no pueda entender esto.

Pero esta realidad llega aún más lejos, y es que sin gravedad todo esto sería incomprensible. Si no existiera el vacío todo sería lleno, todo sería gravedad entonces, y esto también es inadmisible. En resumidas cuentas, el vacío tiende a ser el opuesto de la gravedad: el universo expande energía en el vacío que luego se curva para generar la gravedad. Parece ser que el destino del cosmos depende de las propiedades de este vacío universal.  Y si la forma geométrica de la expansión es la esfera… ¿No podría ser el tetraedro, la figura de la contracción, la que represente la arquitectura del vacío?

R. Buckminster Fuller, creador de la esfera geodésica

R. Buckminster Fuller, creador de la esfera geodésica

 

Vía| Jesús Garrido

Más información| Buckminster Fuller

Imagen| Caja metafísica de OteizaR. Buckminster Fuller, creador de la esfera geodésica

En QAH| Paisajes inciertos

RELACIONADOS