Jurídico 


La Acción de Deslinde

La Acción de Deslinde

La Acción de Deslinde

En primer lugar, hay que empezar diciendo que la acción de deslinde, aún estando recogido en nuestro Código Civil, no es posible encontrar dentro de él una definición concreta. Así, el Diccionario de la Real Academia Española define el deslinde como la acción y efecto de deslindar, término que equivale a señalar y distinguir los términos de un lugar, provincia o heredad.

Por otro lado, en palabras de Díez-Picazo podemos delimitar al deslinde como el derecho que corresponde al propietario de una finca a cercarla, colocar mojones o hitos para distinguirla de las fincas colindantes. En resumen, la acción de deslinde consiste en trazar sobre el propio terreno o sobre un plano desde el cual puedan trasladarse sin discusión a la superficie, los límites, hasta entonces dudosos y discutidos, entre dos o varias fincas.

El deslinde, según lo establecido en el artículo 385 del Código Civil, “se hará en conformidad con los títulos de cada propietario, y, a falta de títulos suficientes, por lo que resultare de la posesión en que estuvieren los colindantes”.

A continuación, establece el artículo 386 que “si los títulos no determinasen el límite o área perteneciente a cada propietario, y la cuestión no pudiera resolverse por la posesión o por otro medio de prueba, el deslinde se hará distribuyendo el terreno objeto de la contienda en partes iguales”.

Por último establece el artículo 387 del Código en relación a la acción de deslinde que “si los títulos de los colindantes indicasen un espacio mayor o menor del que comprende la totalidad del terreno, el aumento o la falta se distribuirá proporcionalmente”.

El Tribunal Supremo, en su Sentencia de 27 de mayo de 1974 estableció que el deslinde procederá “cuando los límites de los terrenos están confundidos de forma tal que no se pueda tener conocimiento exacto de la línea perimetral de cada propiedad”, por lo tanto, la acción de deslinde no resultará viable cuando los predios estén perfectamente identificados y delimitados.

Finalmente, la acción de deslinde podrá hacerse efectiva por el procedimiento de jurisdicción voluntaria o a través del juicio declarativo correspondiente, sin que en este caso sea preciso el ejercicio independiente y autónomo de la misma, por ir implícita en las contradictorias de dominio o deducirse en conjunción con una reivindicatoria (STS 23 de mayo de 1967).

Imagen| Plano

RELACIONADOS