Especial Abdicación, Historia 


La abdicación de nuestro “último” Felipe, el primer Borbón

 

La reciente y sorprendente abdicación del Rey de España, Juan Carlos I, no es la primera que ha suscitado polémica en la corona de este reino de la Península Ibérica. Varios han sido los monarcas españoles que han abdicado a lo largo de la historia. Entre ellos el primero de los Borbones: Felipe V. ¿Cuáles fueron sus causas?, ¿Cómo se desarrolló?, ¿Cuál fue su desenlace?

Retrato de Felipe V. (Louis Michel Vanloo,1730)

Retrato de Felipe V. (Louis Michel Vanloo,1730)

Recordaremos que a principios del siglo XVIII, a causa de la muerte de Carlos II (de la casa de los Austrias) sin descendencia, se produjo una disputa entre varios aspirantes a ocupar el trono que había quedado vacío, hecho que desencadenó la Guerra de Sucesión Española. El candidato francés (nieto de Luís XIV) se convirtió en el monarca español, bajo en nombre de Felipe V. Para poder ser reconocido por los otros reinos europeos, tuvo que aceptar lo estipulado en el tratado de Utrech (1713-1715). Entre otras cosas, se prohibió que las coronas española y francesa recayeran bajo la misma persona.

Bajo su reinado podemos destacar que reformó el Estado, unificando todos los reinos bajo una misma jurisdicción (asimilando el modelo de estado francés). Los Decretos de Nueva Planta también supusieron un castigo los territorios de la Corona de Aragón ya que perdieron todos sus fueros (al haber apoyado al otro candidato al trono).

Pero hoy toca hablar de un curioso episodio de su reinado, el de su abdicación.

Son varias las causas que se le atribuyen a la abdicación, unas que surgen de las versiones oficiales: en el documento que presento al consejo de Castilla fechado en San Ildefonso el 10 de enero de 1724 hace referencia a su carácter enfermizo y depresivo, más la necesidad de tranquilidad para salvar su alma (una creencia religiosa). Y otras que surgen de las dudas sobre las anteriores: Hipótesis recogidas de rumores difundidos por el pueblo o las sospechas en el ámbito europeo, que lo veía la intención de acceder al trono de Francia, e intentar sortear lo pactado en el tratado de Utrech. El carácter débil del joven Luís XV y la muerte de su regente, hicieron de Felipe V, uno de los más firmes candidatos al trono.

Hay documentos secretos, en su época, que atestiguan este interés de abdicar a partir del 1719, cuando tuvo que retirarse del frente de batalla a causa de su enfermedad. Incluso establecieron una fecha límite para comunicar ese proceso, hacia 1723. Para retirarse a la Granja de San Ildefonso (Segovia). No obstante, estableció una serie de disposiciones encaminadas a mantener una conexión con la corte de Madrid, manteniendo cierto control. Reservó una asignación de 600.000 ducados y mantuvo como mayordomo al primer secretario del estado, el influyente marqués de Grimaldo. Además de configurar un cuerpo de siete asesores encargados de guiar a su sucesor, su hijo Luís de 17 años (fruto de su primer matrimonio con Maria Luisa de Saboya). Ante esta ambigüedad sobre esta cesión, algunos historiadores hablan de una abdicación “incompleta”, y lo consideran un lavado de cara de la Corona frente a la opinión pública.

366px-Luis_I,_rey_de_España

Retrato de Luís I como rey de España. (Jean Ranc, 1724)

Grimaldo fue el encargado de hacer público el documento, y entregar la misiva al futuro monarca. El príncipe de Asturias se convirtió en rey de España y segundo de la dinastía Borbón bajo la denominación de Luís I. Sin embargo, a los pocos meses de ser coronado (el 31 de Agosto de 1724) falleció al haber contraído la viruela. En su testamento volvió a ceder sus poderes a Felipe, que reinó por segunda vez hasta el fin de sus días, el 9 de Julio de 1746. Dicho desenlace aporta un carácter particular a esta abdicación.

En este breve repaso sobre la abdicación del primer Borbón, destacamos sobre todo esa desconfianza generada sobre los motivos oficiales, algo similar a lo que ocurre con la reciente abdicación de Juan Carlos I. ¿Nos creemos al pie de la letra lo que nos han dicho?, algunos escándalos en el seno de la institución o el visible deterioro de la salud del monarca podrían ser una de ellas, y no por ello excluir otras causas que forman un cúmulo.

 

 

En colaboración con QAH| Paullus Historicus

Vía | Kamen H., (2000),  Felipe V. El Rey que reinó Dos Veces, Temas de Hoy (Editorial); Martínez, C., Alfonso, M., (2001) Felipe V, Arlanza Ediciones, Madrid; Vidal Sales, J. A., (1997) La Vida y la Época de Felipe V, Planeta, Barcelona.

Imagen| Felipe V, Luís I

En QAH| Farinelli, el “castrato” que curó al rey Felipe V de España, Especial Abdicación Juan Carlos I, Sobre abdicaciónes reales en España; Auge y ocaso de un emeprador: La primera abdicación (documentada) de España

RELACIONADOS