Historia 


Kósovo (I)

Posiciones 1913

Posiciones de los beligerantes a finales de abril de 1913.
Crédito: W.Commons

En 1912 estalla la I Guerra Balcánica. Los países de la Liga Balcánica (Montenegro, Serbia, Grecia y Bulgaria) atacarán el Imperio Otomano. En medio de un gran sentimiento de exaltación patriótica el territorio de Kósovo será reconquistado a los otomanos por tropas serbias. En el siglo XIV, Kósovo, habías sido escenario de una dolorosa derrota a manos de los turcos. Por lo que tras la victoria Serbia las potencias internacionales no tendrán reparo en considerar esa provincia como parte del territorio serbio.

Tras la I Guerra Mundial surge el reino unificado de serbios, croatas y eslovenos que en 1921 se denomina Yugoslavia. Una denominación que claramente indicaba que en el nuevo estado, bosnios, macedonios y albaneses iban a ocupar un lugar menor. La política de Belgrado irá encaminada a integrar Kósovo en el territorio serbio a través de la escolarización estatal de kosovares en lengua serbo-croata. Entre 1922 y 1938 se pondrá en marcha un plan de colonización, plasmado en el Decreto de Colonización de las Regiones del Sur, por el cual se instalarían unas 11.000 familias serbias en territorio kosovar. A su vez se iniciará una reforma agraria que implicaba la expropiación de tierras a ciudadanos kosovares al amparo de la inexistencia de documentación escrita que acreditara su propiedad. Un proceso que culminaría con una serie de medidas que buscaban la reducción de población, expulsando a la mayoría albanesa de Kósovo. Esta limpieza étnica orquestada por Belgrado se negoció con Turquía, para reubicar a albaneses expulsados en territorio turco a cambio de 15000 dinares por familia. Durante este período de Entreguerras, se observa una política activa de asimilación del Norte de Albania cuyo fin era encontrar una salida al mar y aliviar la presión ejercida por la pujante Italia fascista y el terrorismo macedonio.

Tras la II Guerra Mundial las Fuerzas del Egeo se van a repartir Kósovo, e Italia favorecerá una política de asentamiento de familias de origen albanés en el territorio. Lo que impulsará a las milicias albanesas a expulsar a serbios y montenegrinos. Esto provocará la represión de las milicias por parte del ejército yugoslavo. Acrecentando el odio étnico existente entre ambas comunidades. Las autoridades comunistas de Belgrado planean la unificación con Albania, lo que permite el regreso de unos 25000 emigrados albaneses a terreno kosovar. Sin embargo la ruptura con la URSS y la expulsión de la Commomforth evitan dicha unificación y provoca de nuevo la expulsión de población albanesa. Entre 1954 y 1957 unos 195000 albano-kosovares se verán de nuevo obligados a emigrar.

En colaboración con QAH| iHistoriArte

Vía| Villani, P., La edad contemporánea, 1914-1945, Ariel, Barcelona, 1997. VV.AA, Historia universal del siglo XX: de la Primera Guerra Mundial al ataque de las Torres Gemelas, Síntesis, Madrid, 2001.

Imagen| W.Commons

RELACIONADOS