Derecho Internacional, Jurídico 


Kosovo (I): Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

Kosovo es un Estado inacabado. Su legitimidad internacional ha sido puesta en juicio desde su nacimiento. La declaración unilateral de independencia de Kosovo no cuenta con el respaldo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), ya que China y Rusia se oponen a ella. Sin embargo, el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), en su opinión consultiva de 2010, dictó que dicha declaración no viola el derecho internacional y además se enmarca dentro de la Resolución 1244 del CSNU.

La situación actual en Kosovo es producto de un conflicto político y jurídico debido a varios factores, entre ellos: la Resolución 1244 del CSNU de 1999, el Plan Ahtisaari de 2007, la declaración de independencia de Kosovo de 2008 y la respectiva opinión consultiva emitida al respecto por el TIJ en 2010.

Tras la intervención de los bombarderos de la OTAN en 1999 –que no contaba con la autorización del CSNU– para poner fin a la limpieza étnica albano-kosovar gestionada por Belgrado a manos de Milosevic, la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad estableció sobre el territorio de Kosovo una especie de protectorado  internacional regido por las Naciones Unidas a través de su Administración Interina en Kosovo (UNMIK).

La Resolución tenía como objetivo resolver la grave situación humanitaria que atravesaba la población de la provincia de Kosovo y proporcionar un retorno seguro a los miles de refugiados. Para ello, se establecía la misión civil de Naciones Unidas UNMIK, se autorizaba la presencia de la OTAN mediante la misión KFOR y se condenaba la violencia contra la población civil y los actos terroristas.

La problemática de la Resolución radica en que, por una parte, el texto, en su preámbulo, se acoge a los principios de soberanía e integridad territorial de la República Federal de Yugoslavia (estado sucesor de la República Socialista Federativa de Yugoslavia constituido por los territorios de Serbia y Montenegro hasta 2006), y otros Estados de la región. Por otra, también se reafirma el principio de autonomía y se insta a un proceso progresivo de auto-administración para el territorio de Kosovo.

A su entender, Serbia ha considerado que el objetivo final de esta resolución es devolver a Kosovo el estatus de provincia autónoma que ostentaba antes de 1999. Tras varios años, finalmente en 2006, Serbia, en el marco de sus modificaciones constitucionales, reconoció a la región de Kosovo como una provincia autónoma dentro de su territorio. Sin embargo, parte de la comunidad internacional, entre ellos tres de los miembros del Consejo de Seguridad y a su vez de la OTAN –EE.UU., Francia y Reino Unido–, al reconocer la independencia de Kosovo en 2008, han pasado por alto el contenido de la Resolución y otros documentos de gran calado político y jurídico como los Acuerdos de Helsinki.

Con la Resolución 1244 la comunidad internacional ha intentado proporcionar una solución al problema de Kosovo en dos fases. Por una parte, una fase provisional que establece la misión UNMIK y concede a Kosovo el estatus de protectorado internacional para que una vez lograda su definitiva estabilización, se pueda proceder a la creación de unas instituciones de autogobierno. Por otra, la fase llamada a ser definitiva contempla las líneas marcadas por el Plan Ahtisaari, cuya puesta en práctica ha encontrado enormes dificultades debido a la pugna de Kosovo por su independencia y la oposición frontal de Serbia a ésta.

Vía | Balkania. Revista de Estudios Balcánicos. MAEC, 2010.

Imagen| Btinternet, Kosovo.net

En QAH | El Derecho de la Sucesión de Estados: Yugoslavia, Kosovo (II): el plan Ahtisaari

RELACIONADOS