Cultura y Sociedad 


Keep calm and carry on: Historia de un eslógan

Hay frases que marcan historia y otras que, olvidadas por la historia, se conocen gracias a las casualidades. Esto ocurre con el popular eslogan inglés “Keep calm and carry on” (Mantén la calma y sigue adelante). En estos últimos años hemos podido ver impresas estas palabras en diferentes sitios: carteles, camisetas, felpudos, tazas… Pero, ¿de dónde procede? ¿Quién ideó la frase?

Esta frase tiene su origen en 1939, en pleno inicio de la Segunda Guerra Mundial, y fue acuñada por el Gobierno británico con el objetivo de subir la moral tanto a las tropas como a la ciudadanía del país que vivían bajo la amenaza de una invasión inminente por parte de los nazis. El cartel diseñado fue poco conocido y nunca usado, y fue uno de los tres pósteres diseñados por el Ministerio de Información del Gobierno británico. De este en concreto se imprimieron dos millones y medio de ejemplares aunque no se llegaron a exponer en el ámbito público ya que la invasión alemana nunca se produjo.

Stuart y Mary Manley en Barter books con el afamado póster de fondo

Stuart y Mary Manley en Barter books con el afamado póster de fondo

El diseño que se buscaba era sencillo, con tipografía de palo seco que se identificase con la identidad del Ministerio, de forma que se utilizó la tipografía oficial del Gobierno y, además, encabezado con la corona del rey George VI demostrando así el apoyo del monarca. Los eslóganes de los otros dos carteles eran: “Your courage, your cheerfulness, your resolution will bring us victory” (Tu coraje, tu alegría, tu resolución nos traerán las victoria); “Freedom is in peril defend it with all your might” ( La libertad está en peligro, defiéndela con toda tu fuerza). Éstos sí fueron distribuidos y pegados por todo el país.

Muchos años pasaron hasta que en el año 2000 Stuart Manley desempaquetó una caja de libros que acaba de adquirir en una subasta para Bater Books, la librería que regenta, y vio un ejemplar del afamado póster. En ese instante desconocía la historia que acababa de desenterrar pero aún así sintió tanta atracción por él, que decidió enmarcarlo y colgarlo en la tienda. A los clientes les gustó tanto que decidieron vender copias, pues el copyright expiró a los 50 años de su creación. Solo se conocían dos copias de dicho ejemplar hasta que en 2012 una colección de cerca de 15 originales fueron expuestos en el show televisivo Antiques Roadshow por la hija de un ex miembro del Cuerpo Real de Observadores (Royal Observer Corps, ROC)

Desde entonces “Keep calm and carry on” se ha convertido en un lema internacional que forma parte de la decoración de muchos espacios. Es más, debido a su sentido superficial en muchas ocasiones se ha sustituido la segunda parte de la frase para acoplarlo a diferentes situaciones en un tomo más humorísitco. Algunos ejemplos son: “Keep calm and drink coffee” (Mantén la calma y bebe café) o “Keep calm and call batman” (Mantén la calma y llama a Batman).

 

 

Vía| Smoda. elpáis

Más información| Unitedexplanations.org 

Imagen| Poster

Vídeo| The story of Keep calm and carry on

RELACIONADOS