Aplicaciones y herramientas, Tecnología y Social Media 


JukeNetBox: La gramola 2.0

¿Por qué nos gusta tanto ese bar? ¿Será por las tapas? ¿Por las bebidas? Quizás, nos demos cuenta o no, lo que nos atrae de un determinado local sea la música. Es ese el elemento que nos lleva a ir a la barra y pedir una copa. O al revés, una canción estridente puede hacer que salgamos corriendo del establecimiento. El problema es que, en la mayoría de los casos, el cliente no tiene ningún control sobre la música que pone el local. Las cosas no son tan fáciles como en el cinematográfico Rick’s Café, donde Humphrey Bogart podía pedirle a Sam que tocara una y otra vez la misma melodía.

El mundo 2.0 nos da la posibilidad de cambiar esto. Existen actualmente numerosas aplicaciones que permiten interactuar con el bar o la discoteca de turno, dando la oportunidad al usuario de influir en la selección musical. JukeNetBox es una de las opciones más populares. Esta aplicación informa al dueño del establecimiJukenetbox_QAHento sobre qué quieren escuchar sus clientes mediante un sistema de votaciones, donde las canciones favoritas ocuparán los primeros puestos en la lista de reproducción. JukeNetBox está disponible para iOS y Android, totalmente gratuita para los usuarios. Al descargar la aplicación, nos aparecerá una lista o mapa de los locales que usan esta ‘cibergramola’. Incluso pueden ser filtrados por sus tendencias musicales. Los bares o discotecas adheridos al servicio deberán pagar una tarifa mensual, que varía en función del aforo.  

Además de la ya mencionada JukeNetBox, existen otras aplicaciones similares: Hiveplay y Jukenplay (ambas en fase beta) también permiten votar los temas de un determinado local, y así crear una lista de reproducción para todos los gustos.  

¿Por qué son interesantes este tipo de aplicaciones? En primer lugar, posibilitan una interacción real entre el usuario y el establecimiento. El negocio obtiene información útil de sus clientes. Si éstos se encuentran satisfechos con el trato recibido, consumirán más y vendrán con más asiduidad. Fidelización, ese es el resultado final.  

En segundo lugar, se le otorga al usuario un papel activo, formando parte de una red social musical. El local añade valor a su producto, vendiendo un ambiente agradable y casi personalizado, elegido en parte por los prosumidores.

Vía| El País

Más Información| Applícate, JukeNetBox, WWWhatsnew

Imagen| b-guided

 

RELACIONADOS