Historia 


Juego de Tronos en Castilla (1508-1517) (III)

Escopeteros en la toma de Orán (1509)

Escopeteros en la toma de Orán (1509)

La administración del Rey Católico no tuvo un solo instante de respiro puesto que pronto tuvo que centrar su mirada en los territorios italianos de nuevo, así como en el norte de África. De esta forma, la soberbia de la Señoría Veneciana y sus ansias expansionistas provocaban que se formase una Liga en diciembre de 1508 en la ciudad de Cambray en la que unieron sus fuerzas España, Francia y el Sacro Imperio a propuesta del Papa Julio II. Al siguiente año (1509), las actividades bélicas proseguían de manos del Cardenal Cisneros en África tras las conquistas de Melilla y Mazalquivir (1497 y 1505 respectivamente) en nombre de Fernando el Católico con la ocupación de Orán y de Bujía, el Peñón de Argel y Trípoli en 1510. Es comprensible que se produjera en este instante la expansión castellana por el norte de África puesto que anteriormente el fisco real se encontraba comprometido con las necesidades financieras en Italia.

El imparable avance castellano perseguía la creación de un cordón estratégico para asegurar las comunicaciones en el Mediterráneo occidental aunque otras fuentes aluden a las pretensiones del Rey Católico de proseguir la extensión de la Cruz hasta la mismísima Jerusalén. Sin embargo, ni se pudo establecer dicho cordón ni tampoco continuó el sueño de conquista hacia Tierra Santa puesto que en la “Jornada de Los Gelves” (Djerba, 1510), tras una apresurada retirada, las tropas castellanas sufrieron una dolorosa derrota. Mientras tanto las operaciones en suelo italiano habían provocado el desequilibrio de las fuerzas aliadas (tras la toma de Rávena y Cervia por las fuerzas pontificias, de Milán por las tropas galas y del fracaso de Maximiliano ante Padua). Dicho desequilibrio junto con el intento de deposición del Papa Julio II en el Conciábulo de Pisa tornaron las alianzas provocando la creación de la Santa Liga. Esta alianza entre los Estados Pontificios, Fernando el Católico, Venecia y tropas suizas tenía como objetivo la expulsión de la armada francesa de Italia (1511).

Las dificultades prosiguieron para el Rey Católico en primer lugar, cuando los reyes de Navarra (Catalina de Foix y Juan de Albret, sobrinos de Fernando) rehusaron a entrar en la Santa Liga y firmaron un tratado con Luis XII que equivalía a una declaración de guerra contra el Católico. Y en segundo lugar, cuando los franceses vencieron en la batalla de Rávena a pesar de la pérdida de su general (duque de Nemours). Sin embargo, dicha derrota no debilitó el ánimo de los aliados que se repusieron pronto a través de tres estratégicas acciones: en primer lugar, la desposesión por parte del Papa de los Estados a los reyes de Navarra mediante dos bulas. En segundo lugar, la ocupación de Navarra y su capital, Pamplona, por el duque de Alba (1512). Y en tercer lugar, la consecución de la victoria de Novara frente a los franceses (1513) que posibilitaron la ocupación del Milanesado por los castellanos y la reinstauración de los Médici en el trono ducal de Florencia.

espana-reyes-catolicos

Expansión Reyes Católicos (1492-1512)

El viento a favor en el conflicto bélico contra Francia continuó cuando el duque de Alba consiguió resistir hasta tres asaltos galos en Pamplona que culminaron en victoria castellana ante la inminente llegada del duque de Nájera que venía al frente de las tropas vencedoras en Italia. Al monarca galo se le complicó todavía más la guerra cuando se produjo el desembarco de tropas inglesas en Calais (debido a los lazos familiares entre Enrique VIII y Fernando y las aspiraciones inglesas sobre Guyena) y la presión de la infantería suiza en Borgoña. Fruto del fallecimiento de Julio II se acordaba una tregua entre Francia y España en Orthez. De esta forma, Fernando fue proclamado como monarca de Navarra (1513) e incorporó (a través de la sanción de las Cortes de Burgos) el reino de Navarra a la Corona de Castilla (1515). Un año después, el Rey Católico fallecía en la localidad cacereña de Madrigalejo cediendole la gobernación de Castilla a Cisneros hasta la llegada de su nieto Carlos I a la península (17-XI-1517).

Vía| Martínez Ruiz E., Giménez E., Armillas J.A. & Maqueda C.: La España Moderna. Fundamentos Maior, Ed. Istmo. 1992. pp. 60-75. |Más información: Martínez Millán, J.: “La evolución de la corte castellana durante la segunda regencia de Fernando (1507-1516)” en La Corte de Carlos V, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, España, 2000, pp. 103-113.

Imágenes|  http://ejercitodeflandes.blogspot.com.es/2011/02/cronologia-de-las-voces-para-armas-de.html y http://blogtodohistoriaymas.over-blog.es/article-los-reyes-catolicos-y-la-union-dinastica-integracion-de-las-coronas-de-castilla-y-de-aragon-121525232.html

RELACIONADOS