Cultura y Sociedad, Patrimonio 


John Singer Sargent y su influencia en la pintura de Sorolla

Todos conocemos la pintura de Joaquín Sorolla, uno de los mayores genios de finales del siglo XIX y principios del siglo XX en España. Sin embargo, en ocasiones se han cometido grandes errores a la hora de clasificar la obra y las influencias que tomó el pintor valenciano. Por ello en este artículo trataremos uno de los capítulos más interesantes de su vida, su relación amistosa con el pintor estadounidense John Singer Sargent.

Singer Sargent. Niños en la playa de Nápoles. 1878-1879

Singer Sargent. Niños en la playa de Nápoles. 1878-1879

John Singer Sargent era considerado el mejor retratista del momento, y como Sorolla, ambos gozaron de gran fama en vida, además de compartir una pintura de técnica y temática similar. Realizarán una pintura naturalista, basada en la vida moderna de su alrededor, haciendo hincapié en la incidencia de la luz y con una pincelada suelta. Esto ha provocado que en muchas ocasiones se dijera que esta pintura es impresionista, y que toma los valores del movimiento francés. Sin embargo, esta pintura no comparte los planteamientos impresionistas, y por lo tanto debemos considerarla como luminista, por el hecho de esa preocupación por la luz.

Además, la obra de Sargent fue realmente influyente en la pintura de Sorolla. Hasta 1900 la pintura de Sorolla estaba en fase de asentamiento, basada en cuadros de historia, y sobre todo retratos. Pero ese año en París, en la Exposición Internacional, recibió el mayor galardón posible, el primer premio de pintura por su lienzo Triste herencia (1899). Además, en esa misma exposición, pudo tener acceso a las obras de Sargent, e iniciaron una amistad muy importante para la obra del pintor valenciano.

Sorolla pudo observar las escenas cotidianas que Sargent había realizado viajando a lo largo del mundo, y fue una influencia grandísima para su pintura posterior. Las escenas de playa de Sargent son realmente similares a las de Sorolla, pero con la diferencia de que fueron pintadas veinte años antes. Sin conocer realmente la obra de ambos, podríamos incluso confundir algunas de las obras entre ellos, puesto que la técnica es similar.

Sorolla. Niños en la playa. 1916

Sorolla. Niños en la playa. 1916

La amistad entre ambos se mantuvo durante muchos años, e incluso Sargent fue uno de los contactos más importantes de Sorolla para abrirse camino internacionalmente. Gracias a él pudo tener su primera exposición monográfica en Londres en 1908, y en 1909 en Nueva York en la Spanish Society of America. Esta última fue visitada por más de 160.000 personas. Este fue el primer paso antes de que Huntington, que era el director de la asociación, le encargara los lienzos para decorar la biblioteca de sus Visiones de España (1911).

Esta información no hay que tomarla como un factor en detrimento del pintor español, sino como una aclaración sobre la influencia real que tuvo su pintura. No hay que olvidar que Sorolla fue uno de los mejores pintores del momento, precisamente gracias a controlar la volumetría de los blancos de un modo magistral en sus escenas cotidianas. Esto provocó que ya en vida gozara de gran reconocimiento, y que hoy en día sea considerado uno de los mejores pintores contemporáneos españoles.

 

Vía| Educathyssen

Más información| FundaciónCajaMadrid

Imagen| Mujer pescando, Niños en la playa Sargent, Niños en la playa Sorolla

En QAH| La luz a través de Sorolla

RELACIONADOS