Economía y Empresa 


Irma podría ser el huracán más costoso en la historia del Caribe

El huracán Irma amenazó, azotó y castigó fuertemente a las Islas del Caribe y al extremo Sur de Estado Unidos. Este huracán, considerado uno de los más grandes y poderosos de los que se tenga conocimiento en la historia ciclónica del Atlántico Oriental. Fue la novena tormenta nombrada, el cuarto huracán formado y el segundo gran huracán de la temporada ciclónica de 2017. Irma se formó el 30 de Agosto, gracias a ciertas condiciones favorables y al calentamiento progresivo del mar, intensificándose rápidamente ya que pasado 24 horas se convirtió en huracán de categoría 2 y al poco tiempo en un huracán mayor y ya el 4 de Septiembre subió a categoría 5 con vientos de 300 km por hora y un diámetro aproximado de 650 kilómetros, variables que lo convirtieron en el más fuerte, luego de que Félix visitara el Caribe en el 2007.

Este peligroso huracán considerado de histórico tuvo a su paso una intensidad sin precedentes en el Atlántico, que le permitió arrasar en su paso con gran parte de la región caribeña. Irma alcanzó su mayor nivel destructivo cuando el vórtice encontró su estado extremadamente peligroso y lo dirigiera al extremo norte de las Antillas Menores, según los meteorólogos cuando se habla de un huracán de categoría 5 se infieren la evacuación masiva de áreas residenciales. Aunque el Caribe y parte de Estados Unidos sufrieron los efectos de esta poderosa tormenta y si bien los distintos gobiernos prendieron las alertas para preparase para lo peor, el evento meteorólogo dejó cuantiosos daños humanos, materiales y ambientales.

La recopilación de algunos daños cuantificados hasta el momento nos permitió conformar un mapa interactivo de los daños del huracán Irma a su paso por los diferentes países.

  • San Martín y San Bartolomé

En estos territorios franceses de ultramar hubo vientos de hasta 360 Km por horas, los daños causados dejaron un saldo de 9 muertos, 7 desaparecidos y unos 112 heridos.  Los daños materiales en cuanto a vivienda, vehículos y empresas en general se estiman en unos 1 200 millones de euros, el evento climatológico también azotó con vientos catastróficos de categoría 5, lo que hizo que desaparecieran numerosos árboles y estructuras en mal estado, esparciendo sus restos y escombros a todo lo largo de ambos territorios, también arrancó techos de casas y afectó el suministro eléctrico. En San Martín, provocó serios estragos en el Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, devastó el puerto, los edificios gubernamentales fueron destruidos y dejó a la isla prácticamente incomunicada y destruida en su totalidad. Las casas fueron aplastadas, las personas no tienen esperanza, se les ve en los ojos, contó una residente, se estimó que entre el 80 y el 90 por ciento de las construcciones de la isla fue arrasado por el huracán.

  • Antigua y Barbuda

El país consta de varias islas con alrededor de 70 mil personas, de la cual Antigua es la mayor y más poblada. Barbuda, al norte de Antigua es la otra isla principal, tras conocer los efectos de Irma por el territorio, su primer ministro Gaston Browne en conferencia de prensa informó que Barbuda recibió la peor parte al dejar “totalmente destruidas” más del 90 por ciento de las edificaciones y carreteras en el territorio, informó además que había quedado apenas habitable, con su hospital, escuelas y hoteles completamente destruidos. Es una devastación total, Barbuda es literalmente un escombro. Evaluó el evento como un desastre nacional, y finalmente aclaró que Antigua no resultó tan afectada

En Barbuda, una isla de 1 600 habitantes, Irma dejó la muerte de un niño después de que su madre intentó escapar de su casa antes de que se derrumbara, esta región quedó  prácticamente bajo el agua, bloques residenciales quedaron totalmente aplastados, colapsaron edificios que estaban considerados como los más fuertes de la región, aproximadamente el 60 por ciento de la población se quedó sin hogares, el aeropuerto sufrió daños y solo se podía acceder por helicópteros, derrumbe de líneas telefónicas, las comunicaciones fueron interrumpidas, por todo este desastre climatológico se adoptó la decisión de trasladar a casi todos los habitantes de Barbuda a Antigua ya que esta última isla no tuvo tantas afectaciones, solo reporta voladuras de techos y árboles y algunas inundaciones en las zonas bajas. Evaluaciones preliminares sitúan en al menos 150 millones de dólares en daños en Barbuda.

  • República Dominicana

Luego de alcanzar categoría 5 y vientos máximos sostenidos de 285 km por hora, el huracán Irma avanzó por el este-noroeste hacia las cercanías de la costa Norte de esta isla del Caribe y aunque el huracán no penetró a territorio dominicano sus pobladores sintieron con fuerza los fuertes vientos y lluvias, lo que provocó que más de 19 mil personas fueron evacuadas y 19 provincias del país pasaron a la fase de alerta roja (alerta máxima). Según estimaciones realizadas por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) el pasó del poderoso huracán por la isla destruyó 103 viviendas y causó daños en otras 2.238, mientras que 17 comunidades estuvieron incomunicadas por varios días.

Como resultado de su azote dejó alambrados en el suelo y árboles caídos, los que provocaron la obstrucción de calles y desechos esparcidos en las carreteras, se calcula que más de 19 mil personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares, de ellos 11.190 personas fueron a casa de familiares, mientras que 7.926 se alojaron en albergues dispuestos por el gobierno para la atención a evacuados. El país activó los protocolos de seguridad y puso en práctica un plan para albergar a la población en general y las personas que se encontraban en los complejos hoteleros de Punta Cana y Puerto Plata.

 

  • Puerto Rico

El huracán Irma pasó por este territorio no incorporado estadounidense, con vientos sostenidos de hasta 295 Km por hora y con olas de 9 metros de altura, registrándose rachas de 111 mts por hora y aunque el huracán no impactó de lleno en la isla, unos 900 mil puertorriqueños se quedaron sin energía eléctrica y 62 mil se tuvieron que ser refugiados en albergues (incluyendo turistas), provocó la muerte de tres personas y debido al pasó de las lluvias torrenciales y fuertes vientos se registraron las caídas de árboles y postes eléctricos, dejando alrededor de 1.093.643 personas sin el servicio de electricidad y 221.214 no contaban con el servicio de agua. Los municipios Culebra y Vieques fueron los más afectados, por lo que fueron declarados zonas de desastre por el presidente estadounidense Donald Trump.

  • Haití

Aunque registra los índices más elevados de pobreza del continente americano y una de las más desfavorecidas del mundo, no escapó a la furia de Irma que le dejó un desaparecido, dos heridos, miles de evacuados y decenas de localidades inundadas. El gobierno asegura que siempre tuvo la situación bajo control y aun así afectó seriamente los departamentos ubicados al norte, noroeste y centro noreste, mientras que en Fort Liberte y Ouanaminthe en la frontera con la Republica Dominicana causó serias inundaciones y dejó varios heridos en el noroeste del país. La protección civil haitiana evacuó personas de zonas con especial riesgo de inundación y corrimientos de tierras. Los rebrotes de cólera son otra de las amenazas que presentan los desastres climáticos para Haití.

  • Islas Vírgenes Estadounidenses

En este conjunto de islas ubicadas entre el mar Caribe y el Océano Atlántico, el huracán Irma dejó a su paso al menos 10 personas muertas las que fueron aplastadas o golpeadas por muros que se derrumbaron de los edificios donde se encontraban, la totalidad de fallecidos fueron en la isla Santo Tomás, principal archipiélago donde se encuentra la capital y donde también se reportaron grandes daños en infraestructuras, incluyendo la estación de policía de Charlotte Amalie y el Aeropuerto Internacional Cyril E. King. La cercana isla de Santa Cruz sufrió problemas en su red de telecomunicaciones y daños en su infraestructura.

  • Cuba

En la mayor de las Antillas fue otra de las islas del Caribe donde el ojo del huracán no tocó tierra, pero en la costa norte de todo el territorio nacional Irma hizo sentir sus fuertes inundaciones costeras con olas de entre 4 y 5 metros, vientos de 26 Km por hora y lluvias constantes, dejando a su paso diez personas fallecidas a causa de electrocuciones, caída de cables eléctricos, y desplomes de edificaciones, se registró la destrucción generalizada de viviendas, cientos de familias perdieron sus bienes, en la ciudad de Santa Clara se reportó el colapso de 39 edificios, fueron evacuados miles de personas y más de 10 mil turistas fueron llevados a zonas seguras, el país quedo apagado casi en su totalidad por varios días, también arrancó árboles, derribó postes eléctricos, dejando graves daños en instituciones turísticas de la costa norte, considerado este sector el más dinámico de la economía cubana.

  • Estados Unidos

El huracán llegó a la Florida el sábado 09 de Septiembre en la tarde con oleajes de 3 metros de altura, golpeando la Florida primero, luego a Georgia y más tarde a Carolina del Sur, estimaciones de expertos cifran las potenciales pérdidas del paso de Irma en 300 mil millones de dólares, justo después de que Harvey haya hecho desembolsar al gobierno 180 mil millones para reparar la catástrofe de Texas y Louisiana.

Irma dejó tres muertos y 6.2 millones de casas sin electricidad en la Florida, en el estado de Georgia, se reportaron tres víctimas fatales a causa de voladuras de árboles y escombros, mientras que en Carolina del Sur hubo un fallecido. En el Tybee Island, ciudad ubicada en el condado de Chatham en el estado estadounidense de Georgia, el fenómeno meteorológico causó extensas inundaciones, mientras que en Charleston la segunda ciudad más poblada del estado estadounidense de Carolina del Sur, el oleaje alcanzó los 3 metros aproximadamente.

Este recorrido itinerante realizado muy brevemente a través de este mapa interactivo nos permite resumir que Irma está considerado de extremadamente peligroso, debido a sus vientos máximos sostenidos alcanzaron velocidades de hasta 306 km por hora, Irma logró superar los vientos de 298 km por hora de Wilma en el 2005 y los de Allen en 1980, los cuales llegaron a los 305 km por hora que lo colocaron por años como el más fuerte de la zona. Con sus fuertes olas, continuas lluvias y enérgicos vientos Irma logró desprender techos, paredes de edificios robustos, vallas, carreteras, puentes y caminos, logró afectar casas, edificios, hotel, árboles, vehículos y todo cuanto se encontró a su paso por el Caribe, dejando como saldo para las poblaciones afectadas, que sus vidas no volvieran a ser posible en meses y habrá pérdidas generalizadas de acceso a la energía y las comunicaciones que demorarán en ser resarcidas.

Aun cuando los cuantiosos daños de Irma no se han podido calcular en su totalidad, diversas entidades y organismos ya han dado cifras preliminares del valor de las pérdidas ocasionadas, lo que permite  pronosticar que podría ser el huracán más costoso de la historia de Caribe debido a las pérdidas millonarias que causó, algunas instituciones calculan los daños por más de 120 mil millones de dólares en Estados Unidos y en las islas del Caribe. No obstante en todos los países afectados ya se ha iniciado un gran operativo de rescate para las zonas peores afectadas. La agencia pública francesa de seguros estimó que el huracán Irma causó daños por valor de 1 200 millones de euros (1 440 millones de dólares) en infraestructuras en los territorios galos de ultramar de San Martín y San Bartolomé. La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) ha anunciado su disposición para ofrecer su apoyo en la importante y necesaria evaluación de daños y pérdidas posdesastre en el área del Caribe, mediante la ya aprobada y establecida metodología DALA elaborada para casos de desastres.

Expertos en huracanes del Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos, calcularon que Irma tuvo la potencia destructiva de unos 7 billones de Watts, alrededor de la mitad de la energía generada por todas las bombas utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial, también considerado como la mayor energía ciclónica acumulada que genera un huracán en el mes de agosto desde 2004.

Finalmente cabría preguntarnos ¿Si todo el desastre dejado por este huracán no es consecuencia de la actividad destructiva del hombre hacia el planeta, entonces que cosa es?

Vía| Telesur

Más información| TV.Mileno

Imágenes| Telesur

 

 

RELACIONADOS