Derecho Internacional, Derecho Mercantil, Jurídico 


Inversión exterior; ¿alguien sabe dónde invertimos?

Son múltiples las obligaciones que cualquier inversor extranjero debe tener en cuenta antes, durante y después de llevar a cabo su inversión en nuestro país. Se trata de obligaciones impuestas por ramas del Derecho tan diversas como el Derecho mercantil, fiscal, urbanístico, contable, medio ambiental, laboral, etc. Algunas de ellas suponen una carga económica, otras imponen limitaciones a su capacidad de decidir y actuar en el ámbito empresarial y otras, menos conocidas, y no precisamente por ser menos importantes, son las obligaciones de información.

Existen obligaciones de información sobre la inversión exterior

Nos resultan de especial interés en esta ocasión las declaraciones de inversiones exteriores exigidas por el Ministerio de Economía y Competitividad. Estas declaraciones, hasta quince a la fecha de redacción de este artículo, pueden dividirse en dos grupos fundamentales. Por una parte encontramos los modelos de declaración de inversión española en el extranjero; por otra,  los de declaración de inversión extranjera en España. En el futuro intentaremos desarrollar el contenido y peculiaridades de los modelos cuya presentación es más habitual por parte de los inversores extranjeros. Por el momento, nos limitaremos a trazar unas líneas básicas que nos permitan entender su naturaleza.

Estas declaraciones ponen el foco, fundamentalmente, en trazar el origen y destino del capital inversor que entra y sale del país, así como de determinadas magnitudes económicas y financieras que permitan observar la evolución de estas inversiones a lo largo del tiempo. Prueba de ello es que podemos encontrar modelos destinados tanto a declarar las operaciones de inversión y desinversión en si mismas, como declaraciones resumen del estado de las inversiones a una fecha concreta.

Si bien hasta ahora son pocas las ocasiones en las cuales la Administración ha impuesto sanciones por la no presentación o la presentación fuera de plazo de ésta, o cualesquiera otras declaraciones informativas de inversiones exteriores, las cuantías de las mismas pueden llegar a alcanzar importes enormemente cuantiosos de hasta un 50% del importe de la operación no declarada en caso de infracciones graves.

Llegados a este punto cabe plantearse si un uso eficiente de esta información por parte de la Administración podría incidir en una gestión más productiva de la inversión exterior. Una información veraz y completa debería redundar en políticas de estímulo e incentivo de la inversión mucho más adaptada a las necesidades de los sujetos inversores y, al mismo tiempo, de los intereses del Estado.

Vía | Ministerio de Economía y Competitividad

En QAH | ¿Sabes cómo invertir en Deuda española de forma segura?, ¿Invertir en oro o acciones?, ¿Qué es un plan de pensiones y qué es un plan de jubilación?, ¿Qué diferencia existe entre los depósitos a plazo fijo y los europagarés?, ¿Qué es el rating soberano? ¿Quién lo calcula y cómo?, Guía del inversor inteligente: ¿Qué es el Value Investment?, ¿Qué son los fondos de inversión?, ¿Qué es una SICAV?

Imagen | Inversión exterior

 

RELACIONADOS