Patrimonio 


Introducción al Arte Precolombino

América precolombina

América precolombina

América precolombina o prehispánica, es el nombre que recibe la etapa histórica del continente americano que comprende desde la llegada de los primeros seres humanos, hasta el establecimiento del dominio político y cultural de los europeos sobre los pueblos indígenas americanos. Esta etapa se desarrolla aproximadamente desde el 1500 a.C. hasta el 1500 d.C., es decir, hasta la llegada de Cristóbal Colón a América en 1492.

Los primeros homo sapiens que entraron en América eran indígenas que se encontraban en Asia, concretamente en Mongolia. Debido a la glaciación de Wisconsin o Würm, que tuvo lugar en el Pleistoceno, hace aproximadamente cien mil años, apareció un puente de hielo que comunicaba Asia con América. Este puente se conoce como Beringia, en el estrecho de Bering. La glaciación produjo un descenso del nivel de los océanos, apareciendo así este puente, por el cual los nómadas cazadores que perseguían la mega fauna, entraron en América desde Asia, descendiendo desde norte hacia el sur.

Éstos se situaron en el área central de América, y se distinguen dos grandes civilizaciones, que son las más importantes del Arte Precolombino, Mesoamérica y el Área Andina. Mesoamérica comprende México, la Península de Yucatán, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador. Y el Área Andina comprende el Sur de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y el Norte de Argentina.

Las civilizaciones americanas hicieron numerosos descubrimientos, entre los cuales cabe destacar los siguientes. En primer lugar el descubrimiento del maíz, una planta salvaje que los indígenas domesticaron para obtener su fruto y poder alimentarse. Con las técnicas que utilizaban para el cultivo de las tierras, hicieron otro descubrimiento, la agricultura. Este hallazgo provocó que los indígenas se convirtieran en sedentarios, por ello, iniciaron la construcción de sus hogares en estas tierras. No sólo domesticaron el maíz, sino también otras hortalizas como el frijol y la calabaza.

Para construir sus casas y todas sus herramientas, usaban la piedra, por ello se les conoce como una cultura lítica. Conocían el metal, pero sólo lo usaban para el ámbito funerario. Los indígenas más inteligentes que construían mejores casas, pasaron a ser los líderes. Usaban la piedra en todas sus construcciones, pero las mejores casas iban destinadas a sus dioses, es decir, los templos. No utilizaban la rueda, debido a las irregularidades del terreno y porque tampoco tenían animales de tiro.

Piedra de Rosetta

Piedra de Rosetta

Otro de los descubrimientos fue la escritura. Las civilizaciones precolombinas comenzaron a cultivar más maíz del necesario. Como había excedentes, utilizaron el maíz como moneda de cambio para conseguir otros materiales que necesitaban. El comercio aparece en las vidas de los precolombinos, el cual requiere contabilizar estos intercambios y excedentes. De esta manera, aparece la escritura, que en su inicio era pictográfica, pues usaban dibujos para designar las cosas, pero más tarde se convirtió en una escritura silábica, porque los dibujos se aproximaron a las letras. Esta escritura jeroglífica aún no se ha descifrado puesto que no se ha descubierto la piedra Rosetta, la cual ayudó a descifrar la escritura egipcia.

Estas dos grandes civilizaciones a pesar de no tener contacto entre ellas, llegaron a la vez a grandes descubrimientos y hallazgos. Tienen pensamientos y divinidades similares. Son culturas muy interesantes de la cuales aún queda mucho por descubrir, y muchos de los aspectos que se conocen de ellas son meramente hipotéticos.

 

Vía| Wikipedia 

Imagen| América Precolombina, Piedra de Rosetta

Vídeo| YouTube: El poblamiento de América

RELACIONADOS