Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


Inquisición ideológica… traba para logro de objetivos

diversidad

Inquisición ideológica… traba para logro de objetivos

En nuestra vida diaria la mayoría de las acciones que llevamos a cabo están sostenidas sobre nuestras bases ideológicas y nuestra visión  “correcta” o “incorrecta” de la vida.

A su vez, están fundamentadas en experiencias y en nuestra historia personal única, la cual dependerá del país, cultura, vivencias, y un sinfín de variables. Por ello podemos concluir que estaremos orientados por el pasado, y en cierta forma servirá para movilizarnos o incluso para permanecer detenidos.

Ahora bien, ¿qué pasa al no tener conciencia de que podemos incurrir en juicios sobre una situación o persona para tomar decisiones que limiten nuestros objetivos? Aquí se presenta un punto ciego donde el coaching puede darnos luces acerca de aquellas opiniones que se ubican en nuestra mente, éstas se aplican en forma de pensamiento. Después generan emociones, desde las cuales actuamos en el día a día, reconociendo que algunas veces no son muy efectivas para lograr nuestras metas.

Es decir, podemos auto-limitarnos, dejando de compartir ideas distintas, o experimentar situaciones diferentes solo por el hecho de que no están enmarcadas sobre “nuestro debe ser”, incluso podemos llegar a ser jueces inquisidores sobre aquellas personas, métodos o  situaciones que difieran de lo que pensamos; claro que en estos casos es importante destacar que nuestras opiniones serán absolutamente válidas, ya que se basan en nuestras experiencias de vida; sin embargo es fundamental dar cabida, respetar e incluir también aquellas formas e ideas diversas con las cuales nos topamos todos los días, dado que el proceder de un tercero también es válido como el nuestro.

Esa sencilla diferencia, proporcionara un espacio de diálogo en vez de conflicto, un espacio de paz en vez de guerra, incluso podríamos llegar a integrar nuevas formas de hacer las cosas que antes no nos habíamos dado la oportunidad de hacer diferente, solo por poseer un juicio cerrado acerca de algún tema.

Colocar nuestros propios juicios a priori sobre alguna persona o situación especifica genera  básicamente dos conflictos internos, que se trasladan a lo externo:

1.- Rechazo inmediato ( a la situación, proceso o persona)

2.- Lucha natural por demostrar que mis razones son las únicas válidas.

Estos dos escenarios que se generan en nuestro interior, tienen dos consecuencias claras;  no me permito conocer nuevas alternativas (haciendo corto mi ámbito de acción) y la ansiedad.  Y en ciertas ocasiones, desgaste para ambas partes en el afán de demostrar la veracidad  de mi juicio sobre el otro. Estos dos aspectos son evidentemente improductivos para llegar a nuestras metas. Recordemos que todo objetivo incluye la interacción con el entorno, procesos, personas y situaciones; cuanta más flexibilidad y cabida tengan, nuestros logros serán más fáciles de alcanzar.

El coaching es un método que puede ayudarnos a descubrir cuáles son aquellos paradigmas que nos están limitando para encontrar nuevas vías de solución, abrirnos a personas de pensamiento distinto y poder disfrutar de la máxima que nos indica El todo es mayor que la suma de sus partes”

En QAH| Aspectos fundamentales del Coaching I

Imagen| Cinestisiame

RELACIONADOS