Coaching Profesional 


Innovación, necesaria pero actualmente en peligro

En principio Innovar según la RAE esta relacionado con renovar, introducir una novedad…Para innovar hace falta una materia prima básica, las Ideas. Estas nuevas ideas llevadas por un buen cauce pueden conseguir unos resultados asombrosos y si reflexionamos todos los inventos que hacen más cómoda nuestra vida provienen de esas ideas.

El padre de la Innovación fue Thomas Alva Edison que dedico parte de su vida a desarrollar nuevos inventos de los que actualmente tenemos constancia. Él puso en práctica muchas de sus ideas y obtuvo éxito además de unos muy buenos resultados.

Desde un punto de vista económico, la innovación es una de los factores determinantes a la hora de conseguir que una economía crezca y como consecuencia que el nivel de bienestar de sus habitantes aumente pero la tendencia actual y el estado en el que nos encontramos han puesto en peligro la innovación. Esto se debe a que la crisis actual ha provocado que cada vez más las inversiones en I+D+i disminuyan.

En el caso de España podemos apreciar que el gobierno dedica una muy pequeña parte de sus fondos a la Investigación y hay que mencionar que los pasados gobiernos tampoco han estado muy por la labor. El resultado es una economía en la que la investigación queda, en su mayoría, en manos de empresas privadas que dedican los resultados a aumentar sus beneficios además de que muchos de los campos de estudio por parte de investigadores quedan fuera por no ser de interés para estas empresas.

Se puede pensar que esto no es muy preocupante ya que aun así las empresas al menos cubren una parte de ese desarrollo de nuevas ideas pero en realidad si lo es ya que en el caso, por ejemplo, de la invención de una cura para una enfermedad importante si esta es desarrollada por una empresa privada según la legislación puede registrar esa cura como patente suya y podrá producir las cantidades de esa cura y venderla estableciendo el precio y cantidad que le plazca hasta que expire la patente. Esto afecta tanto a los consumidores que tienen que pagar unos precios excesivos como a las arcas públicas del estado que para suministrar esa cura tienen que pagar a un único suministrador con precios excesivos.

Es evidente que ese gasto que el estado no hizo en un principio como contrapartida le ha supuesto un coste mayor.

Otro factor importante es que provoca esa poca inversión en centros de investigación e innovación es que los estudiantes que acaban de terminar de cursar sus estudios se encuentran ante un mercado(en el ámbito del I+D+i) que no les puede proporcionar ninguna oportunidad ni ninguna seguridad(muchos proyectos en los que los investigadores españoles trabajan están sustentados en contratos temporales que no les proporcionan garantía alguna) Esto hace que muchos de estos “genios” tengan que salir de su país de origen en busca de nuevas oportunidades.

De nuevo esta pérdida de población que el estado ha pagado para su formación supone otro coste que es muy posible que no se reembolse.

En conclusión, el estado no debe dejar de lado uno de los factores que puede favorecer su crecimiento completamente de lado ya que si su intención en un principio es disminuir su gasto la contrapartida para la economía nacional va a ser más dolorosa.


Vía| Where good Ideas come from (Steven Johnson)

Imagen| Ideas

RELACIONADOS